A partir de un acuerdo con el secretario de Comercio, Matías Tombolini, el sindicato de Camioneros se sumó como fuerza paraestatal del programa Precios Justos, mediante inspecciones a centros de distribución supermercadista y a grandes proveedores.

Tras ello, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, comentó: “Rechazo rotundamente la participación de los sindicatos en los controles de precios y abastecimiento”.

Y acotó “Lejos de atacar el problema, pretenden tapar las ineficiencias del Estado Nacional haciéndoles creer a los argentinos que con aprietes se controla la inflación”