Escuchá la entrevista de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Danilo Petroni.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Danilo Petroni

¿Qué análisis hace de la actual gestión de Manuel Passaglia?

Manuel lleva ya una gestión y media como intendente de la ciudad. Él sucedió a su padre, quien fue electo como intendente y él era primer concejal.

San Nicolás es una ciudad de 157.000 habitantes, tiene 60.000 viviendas. De acuerdo al último censo del Indec, la mitad de los ciudadanos son pobres y el 10% son indigentes. Es una ciudad que, relacionado con los indicadores sociales y económicos, se parece más a una ciudad del Conurbano que a una ciudad del interior del país.

En ese contexto, que es una pobreza importante, de una indigencia importante, de un desempleo importante, lo que todos actores políticos hemos consensuado es tratar de adoptar políticas públicas para el desarrollo económico de la ciudad, tratar de generar empleo genuino y con salarios adecuados.

A nuestro juicio, que es el de la agrupación vecinalista Primero San Nicolás, una las políticas públicas que se han llevado adelante estos últimos años han fracasado en generar un ámbito de desarrollo económico que garantice el empleo genuino en la ciudad. Este análisis es consecuencia de los datos económicos y sociales que tiene el Indec cada vez que hace las encuestas permanentes de hogares.

Danilo Petroni, Concejal de Primero San Nicolás

San Nicolás es una ciudad que se ha fortalecido a partir de varias políticas públicas sobre el espacio público. Ha embellecido la ciudad, ha invertido muchísimo dinero en las plazas públicas, en generar espacios para que la gente goce del ocio, pero evidentemente desde el punto de vista social y del desarrollo económico no han podido encausar una decadencia social de la ciudad que viene de la privatización de Somisa, de una decadencia histórica, deteriorando cada vez más los indicadores sociales y económicos.

"Se da una paradoja: tenemos tasas muy altas, un costo de vida muy alto, en una ciudad extremadamente pobre"

Evidentemente, este intendente no ha podido detener esa caída. Se han creado cosas muy importantes, como el estadio de fútbol de la ciudad, un autódromo, un parque ferial, con la intención de generar un desarrollo económico que no lo han logrado.

No solo no han logrado un desarrollo económico sino que hay que invertir para mantener las tasas de la ciudad. Las tasas municipales en relación al resto de los distritos de la provincia de Buenos Aires son muy altas, quizás las más altas de la Provincia. Se da una paradoja: tenemos tasas muy altas, un costo de vida muy alto, en una ciudad extremadamente pobre. Esa combinación no es frecuente.

¿Cuáles son las zonas más postergadas del distrito?

La zona norte de la ciudad es una zona muy populosa. Es una población con una alta tasa de desempleo, de pobreza y donde casi nadie tiene cobertura de salud. En San Nicolás, de acuerdo al censo de 2010, prácticamente el 40% no tiene cobertura en salud, no tiene una obra social ni prepaga. Eso los hace vulnerables desde el punto de vista sanitario y dependen de la medicina pública.

En San Nicolás, la medicina pública está dividida en dos sectores. Una es la que da la Municipalidad, que debería garantizar la atención primaria, y la otra es el Hospital Provincial San Felipe de mucho desarrollo. Deberían entre los dos resolver al menos la problemática de salud de esa población que no tiene cobertura.

Hay dos clínicas privadas, pero las dos están con situaciones económicas muy complejas. Eso hace que el sistema sanitario esté en una situación muy compleja.

¿Faltan profesionales médicos también?

En algunas situaciones, sobre todo en la segunda ola del Covid, hemos tenido faltante de médicos de especialidades como terapia intensiva, en el Hospital San Felipe han tenido que hacer malabares para conseguir cubrir los médicos y enfermeros contagiados de Covid.

San Nicolás es una de las ciudades de la Provincia que tuvo mayor “letalidad” después del Covid, definiendo la calidad como la letalidad de muertos cada 100 infectados. El promedio en la provincia de Buenos Aires fue 2,5 fallecidos cada 100 infectados, y en San Nicolás fue 3,6. No sabemos bien cuál fue la causa de estos indicadores, pero es lo que informa la provincia de Buenos Aires.

Usted fue concejal de Juntos, presidente de la bancada en el Concejo Deliberante. ¿Qué lo llevó a romper con el Ejecutivo local en su momento?

Yo creo que lo que nos llevó al poder fueron una serie de principios y de lineamientos ideológicos y doctrinarios sobre la gestión local, y me da la impresión que paulatinamente con el cambio del intendente se fueron cambiando esos principios.

Se abandonaron banderas que a mi juicio son muy importantes para gestionar los recursos locales, y me llevó a tomar esta decisión y formar un unibloque, un partido vecinalista.

"Habíamos planificado una serie de políticas públicas como un gobierno muy transparente. Esas banderas se fueron abandonando de a poco"

No me fui a otro partido político sino que formé un unibloque para seguir adelante con lo que a mi juicio son las banderas iniciales que nos llevaron al poder.

Nosotros  habíamos planificado una serie de políticas públicas como un gobierno muy transparente, abierto, tratando de bajar el nivel de conflicto social, hacer obras públicas con muchísimo impacto social, generar presupuesto participativo. Esas banderas se fueron abandonando de a poco.

¿En qué ha perdido transparencia el gobierno de Manuel Passaglia?

Creo que es uno de los problemas más graves que tiene. Es muy difícil acceder a los datos sobre el recurso financiero, sobre cómo se obtienen y sobre cómo se gastan. Es una cosa pendiente que tiene este gobierno, favorecer la transparencia del acceso a los datos del Municipio, cuando en toda la provincia de Buenos Aires, del país y del mundo están tratando de generar políticas para un gobierno abierto y datos abiertos.

En San Nicolás es muy difícil saber cómo usan las licitaciones, por ejemplo. Frecuentemente en el Concejo Deliberante estamos aprobando licitaciones con un solo oferente. Eso la verdad que es muy complicado en un sistema democrático, aceptar que siempre se presente un solo oferente.

Me da la impresión que es algo que tiene pendiente, tratar de generar programas que mejoren la transparencia. Aparte, al sociedad lo está reclamando, no es una idea de un concejal o de un bloque político, cuando uno recorre los barrios hay preguntas sobre este tema, por qué es tan difícil saber cuánto cuestan las obras, qué se hace con el dinero que se recauda del autódromo, del estadio de futbol, del parque ferial. Me parece que es un reclamo de la sociedad que va avanzando con la calidad democrática