El intendente de Pilar, Federico Achával, anunció el inicio de un plan de asfaltos que abarcará la localidad de Manuel Alberti.

Lo comunicó durante una recorrida a pie por el barrio William Morris, donde se están realizando obras hidráulicas para mejorar el drenado del agua en una zona que solía ser castigada por las inundaciones.

“Después de mucho trabajo empezaron las obras hidráulicas en William Morris y en menos de un mes vamos a empezarlas en El Rocío, para resolver un problema histórico de Manuel Alberti que tiene que ver con las inundaciones”, manifestó el alcalde.

En torno a esto, sostuvo que “sobre esa obra vamos a hacer asfaltos en calles que son de tierra, a partir de un convenio con el gobierno nacional, y mejorar así la circulación vehicular”.

Las obras se realizarán sobre las calles Salta, Anasagasti, General Sarmiento, General Mitre y Manuel Oliden, en Manuel Alberti. Según se supo, también están previstas obras similares para la localidad de Luis Lagomarsino.

Cabe destacar, que la comuna prorrogó la apertura del llamado a licitación pública Nº 75/2022 por la cual se solicita contratar la pavimentación de calles y construcción de veredas en las localidades de Manuel Alberti y Luis Lagomarsino por un monto de 500 millones de pesos.

En relación a los desagües, el secretario de Infraestructura, Luis Bonfante, explicó: “Vamos a trabajar con conductos para terminar con una cañería de hormigón armado que va a captar el agua de las lluvias y trasladarla de forma eficiente hacia la desembocadura, tanto en la obra de William Morris como la de El Rocío, que es del otro lado”.

“Más allá de eso estamos iniciando un proceso de nuevos pavimentos en la zona, y vamos a estar trabajando todas las obras en paralelo para un resultado positivo para el entramado urbano”, añadió. Las obras contemplan el armado de un sistema de desagües pluviales que evitará inundaciones y desbordes por los excedentes de los caudales de lluvias intensas. Para eso se construirán conductos de hormigón armado y un canal trapezoidal. La obra desembocará en el Reservorio Mirinay, afluente del arroyo Garín.

Dichos trabajos buscan terminar con el histórico problema de los anegamientos en esa zona del distrito, que suelen producirse con cada lluvia fuerte. En tanto, el entubamiento del arroyo tiene por objeto urbanizar la zona, que ya no deberá convivir con una gran zanja a cielo abierto. Los trabajos tienen características similares a la del barrio Agustoni, donde se está realizando el entubamiento integral del canal del mismo nombre, dentro de un plan de urbanización.

Por último, Achával señaló: “Son obras fundamentales porque tienen un impacto directo en la vida de nuestros vecinos, para llevarle tranquilidad a los padres y madres cuando llueve, para mejorar el entramado de la localidad, la seguridad, así como cuestiones ambientales y sanitarias. Es una obra integral que viene a resolver problemas de la vida cotidiana y que empieza a transformarse en realidad para ver crecer a Manuel Alberti”