El presidente Alberto Fernández ordenó a YPF dar marcha atrás con el aumento del 5% en los combustibles. En efecto, desautorizó una medida que había dispuesto Nielsen, titular de la petrolera estatal. De esta manera, los precios seguirán fijos por tiempo indefinido.

La noticia fue celebrada en las redes sociales por los alcaldes bonaerenses quienes felicitaron al presidente por la coherencia de sus actos con el programa electoral que supo decir.

Tal es el caso de la mandamás de Cañuelas, Marisa Fassi, quien aseguró “Hay un Presidente que no es indiferente ni mira para otro lado. A la Argentina la vamos a poner de pie con los trabajadores y las trabajadoras como protagonistas”.

Por su parte, el intendente de Tigre, Julio Zamora, dijo “Cuidar los ingresos de nuestra población es la prioridad del nuevo gobierno”.

Mientras que, el alcalde de Florencio Varela, Andrés Watson, comentó “Tenemos un Presidente que protege el bolsillo y los intereses de todos los argentinos”.