Personal de la Secretaría de Planificación y Desarrollo Territorial acompañó a los inspectores técnicos de la Oficina de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires y a inspectores de obra de Vialidad Nacional con la finalidad de prestar soporte técnico en cuanto a la evaluación de la situación actual de 4 alcantarillas pertenecientes a la Ruta Nacional N° 33.

El propósito central del recorrido es verificar si es posible la reconstrucción de las alcantarillas con cotas inferiores, las cuales permitan el escurrimiento de excedentes hídricos. Es por ello que se evaluaron 4 pasos de agua puntuales, ya que en estos existen desagües de localidades o proyectos de canales terciarios ya ejecutados o en ejecución.

“El paso más complicado son las alcantarillas ubicadas frente al control policial de Cañada Seca, ya que se encuentran rotas, obstruidas parcialmente y es la única salida de agua de la laguna aledaña a la localidad”, señaló el Ingeniero Estanislao Iglesias de la Cooperativa Vial del Norte -miembro de Obras Públicas del Municipio de General Villegas.

Además, comentó que se realizarán tareas desde la cooperativa vial sobre el desagüe con el objetivo de desviar el paso de agua para evitar que se siga socavando la ruta 33. Estás acciones deben ser monitoreadas para corroborar que la ciudad no corra riesgos de inundación. Esperamos que a la brevedad se puedan comenzar las tareas para el reemplazo de alcantarillas.

«Si bien falta el ok para que la empresa pueda hacerlo, existen intenciones de modificar los 4 pasos correspondientes a los proyectos hidráulicos ya presentados» concluyó