La gestión de Ezequiel Galli en Olavarría viene generando sobresaltos por no tomar acción en temas clave. El colapso ambiental por la contaminación de las aguas del arroyo Tapalqué, la limitación en el acceso a la información y las irregularidades en los procesos de licitación son solo algunos de los puntos en rojo de la administración local.

En esta oportunidad, GRUPOLAPROVINCIA.COM dialogó con el concejal del Frente de Todos de Olavarría, Juan Sánchez, sobre la ausencia de obras con fondos municipales en el distrito, a pesar de tener una de las mejores recaudaciones de la provincia de Buenos Aires.

Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Juan Sánchez.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Juan Sánchez

-Días atrás, el jefe de asesores de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, apuntó contra Ezequiel Galli por ser uno de los intendentes “desmemoriados”, porque no recuerda algunas de las asistencias del Gobierno provincial al municipio de Olavarría desde que inició la gestión de Axel Kicillof. Recordemos que Galli aseguró que desde la Provincia discriminaban a su municipio en el reparto de fondos. Usted al ser concejal recorre permanentemente los barrios de la ciudad. ¿Cómo vive esta situación? ¿Cómo avanzan las obras en la ciudad?

Lo que dijo Bianco es una gran realidad que se ve en este distrito. (Galli) es un gran desmemoriado de la gestión provincial y mucho más cuando la gestión provincial vino a salvar a la ciudad de Olavarría en la peor crisis que sufrió este municipio que fue en plena pandemia cuando no podía pagar los salarios de los trabajadores.

La Provincia otorgó créditos blandos y sin tasa de interés para que el municipio de Olavarría y la gestión de Galli pudieran abonar a todos los trabajadores su merecido sueldo.

Entonces más allá del lado desmemoriado, lo ingrato que es tener que sufrir este tipo de acechos, que no es casual ni espontáneo solamente del intendente de Olavarría, sino que de varios distritos se ha visto, aunque en Olavarría esa ingratitud se ve mucho más manifiesta.

Juan Sánchez, concejal del Frente de Todos de Olavarría

Al pasar y recorrer las distintas obras vemos que la mayoría, por no decir casi todas las obras que se hacen en la ciudad de la Olavarría, se hacen con fondos nacionales y provinciales. Y para sacarse fotos y hacer prensa confundiendo a los ciudadanos, haciéndoles como entender que esas obras las hace con fondos municipales, no escatima recursos el intendente de Olavarría.

Ha recorrido todas las obras que hace Kicillof o que se hacen con fondos nacionales sacándose fotos sin siquiera hacer mención a que esas obras se hacen gracias al aporte y a los fondos provinciales. Así que no solamente desmemoriado sino también que es muy ingrato.

-Hablando con GRUPOLAPROVINCIA.COM, el intendente de Alem, Carlos Ferraris, les pidió a los intendentes del PRO que se hagan cargo de su falta de gestión en lugar de tirarle la pelota a la provincia de Buenos Aires. ¿Considera que pasa esto en Olavarría: que Ezequiel Galli no se hace cargo de su falta de gestión?

Claro, sin dudas. Olavarría ha sido un distrito que en la provincia se destaca porque tiene una recaudación extraordinaria que no tiene ningún otro distrito de los 135 que integran la Provincia, que es lo que denominamos comúnmente “el impuesto a la piedra”, que lo pagan las grandes cementeras y todas las canteras por el daño ecológico, un tipo de tasa que está establecido desde el año 1948 por iniciativa de un senador peronista, de apellido Lara, que quedó establecido.

"Hoy lo que se destina del impuesto a la piedra a fondos de infraestructura edilicia u obras es ínfimo"

Eso hace que el aporte de Olavarría sea extraordinario en cuanto a recursos. Esos fondos siempre fueron destinados a obras para que el daño ecológico que nos hacen al dejarnos los agujeros para la extracción de la piedra se compense con obras de distinta envergadura: hospitales, pavimento. Eso, a lo largo del tiempo, se ha ido desvirtuando y hoy lo que se destina del fondo del "impuesto a la piedra" a fondos de infraestructura edilicia u obras es ínfimo.

Eso sumado a la decisión del intendente Galli de no destinar fondos de recaudación y de coparticipación a obras ha hecho que la cantidad de obras en Olavarría con fondos genuinamente municipales sean exiguas.

Difama a nuestro gobernador y a la gestión provincial que en medio de una provincia arrasada como la que recibieron ha generado muchísimas más obras de las que hizo (María Eugenia) Vidal en toda su gestión.

-¿A qué destina los fondos municipales Galli? ¿Hay algún hay detalle de estas partidas?

La verdad que es hay detalles de todo; los presupuestos se votan o se rechazan pero son de acuerdo al establecimiento legal y después están las rendiciones de cuenta. No siempre ha podido demostrar en dónde ha destinado esos fondos.

No tenemos que olvidarnos que el año previo a la reelección, cuando en los seis meses después de las PASO vio que podía peligrar su reelección, ya que el Peronismo Unido había salido muy cerca en una ciudad como Olavarría, destinó fondos indiscriminadamente para montones de cosas que no estaban previstas y ese rendición de cuenta dio un desfalco de 354 millones.

Así que no siempre la ha destinado bien, la ha destinado en fondos que para lo que más han servido es para asegurar su reelección