Your browser doesn’t support HTML5 audio

20230123 Daniel Stadnik

–Intendente, en principio me gustaría conocer cómo finalizó el 2022 para la gestión local y también qué ejes de trabajo se abordarán durante este año.

Terminamos un 2022 muy conformes, sobre todo porque cuando empezó el ciclo de sesiones ordinarias, dije en mi discurso todo el plan de obras que íbamos a hacer y podríamos decir que lo hemos cumplido casi en su totalidad. Nos pone muy contentos, porque a veces desde la política está eso de que se promete y no se cumple. Bueno, hemos cumplido con todo lo que hemos prometido. Eso es algo que nos llena de satisfacción. Y terminamos muy bien, con superávit fiscal. Logramos aumentar a los empleados, que nos costó muchísimo pero fue muy bueno, al ritmo de la inflación, o sea, no perdieron los empleados por debajo de la inflación, e incluso algunos sectores, como el de salud, estuvieron por encima de la inflación. Un año con muchas obras, gracias al acompañamiento que tenemos de Nación y, sobre todo, de Provincia. Así que terminamos un buen año.

En 2023, como Casares ya tiene 100% de agua y cloacas, estamos yendo por otro programa, que es 0% de calles de tierra. En 2022 hicimos cien cuadras y para este nuevo año prevemos lo mismo. Estamos a dos años de que Casares tenga 0% de calles de tierra, que es el objetivo que nos hemos planteado. Otro objetivo muy importante que nos estamos planteando, que es algo que sufre Casares y creo que gran parte de la provincia y del país, es el déficit habitacional, la falta de suelo urbano también. Tenemos un programa que se llama Esfuerzo Propio. El otro día entregamos 54 terrenos, donde damos todos los servicios, adjudicamos el terreno y la gente construye su casa con esfuerzo propio. A su vez, estamos construyendo más de doscientas casas en todo el partido, que seguramente las vamos a tener listas el año que viene, para aquellas personas que no tienen la posibilidad económica de construirse su vivienda. Bueno, estamos haciendo un plan de viviendas, que después las pagan. Por ahí, personas que están pagando un alquiler y nos dicen: “Yo pagando el alquiler no puedo construir una casa”. Entonces ese segmento de personas van al plan de viviendas. También estamos construyendo viviendas en los pueblos del interior, donde tenemos un problema que seguramente lo tienen todas las provincias, que es el desarraigo. Estamos construyendo 56 viviendas en tres localidades del interior, con el objetivo de fomentar que no migre la gente de los pueblos del interior. Y después, como siempre, vamos a seguir generando más suelo urbano. Estamos por comprar dos quintas más para generar suelo urbano para construir viviendas o entregar terrenos.

Lo otro en lo que todos los años vamos siempre invirtiendo es salud. El único efector de salud acá en Carlos Casares es el hospital municipal. Y todos los años estamos mejorando su infraestructura. El año pasado empezamos con la terapia intensiva y vamos a terminar este año, si Dios quiere, a fin de año. Una terapia intensiva de 450 metros cuadrados, que realmente va a ser una de las mejores de la zona.

–Lo llevo al plano electoral. ¿Ya ha decidido su futuro político para este 2023?

Sí, yo creo que soy el único candidato que está seguro de que va, ¿no? (risas). Voy por mi reelección, todo el mundo lo sabe. No es momento para hablar de candidaturas, como lo decimos todos, pero ya todo el mundo sabe que voy a ser precandidato.

–A nivel provincial, usted es uno de los intendentes que apoyan la reelección de Axel Kicillof.

Sí, por supuesto.

–El gobernador también ha manifestado su intención de presentarse a un segundo mandato. Me imagino que esto lo esperanza.

No sé lo que piensan otros intendentes, pero en mi caso vengo observando... Lo veíamos a Axel en Nación como un intelectual, un ministro de Economía muy bueno, con una capacidad académica y una formación tremenda en lo económico. Y todos lo valorábamos. Aparte, su gestión económica, su transparencia, su actuación dentro de ese plano. Cuando fue a la provincia de Buenos Aires, no lo voy a negar, todos teníamos un poco de dudas, porque sabemos lo que es el territorio bonaerense: 17 millones de habitantes, un territorio muy grande. Y hoy, la verdad, nos ha demostrado que ha hecho una gestión extraordinaria. Apartre, una gestión con presencia. No sólo con presencia en La Plata. Porque tuvimos una gobernadora que gobernó desde una base aérea de Castelar. Este gobernador se instaló. Se fue a vivir a La Plata, trabaja desde La Plata y recorre la provincia. Ya ha recorrido todos los partidos de la cuarta sección. Algunos partidos más de una vez. Y está permanentemente. Nosotros no necesitamos ir a hablar con Axel. Lo tenemos acá. Si no viene a Casares, viene seguramente a otro distrito. Y si no viene él, vienen los ministros, o viene Carli Bianco, que también ha recorrido todos los distritos. Una gran gestión. Y también tiró por la borda otro tema que nosotros sufrimos en el período de Macri y Vidal. Nosotros tuvimos una discriminación muy marcada en cuanto a la ayuda y las obras. Los intendentes a veces nos ponemos celosos porque llega con una obra igual acá que en Nueve de Julio, que en Trenque Lauquen, que en Pehuajó... Con todos los distritos, incluso aquellos que no son del FdT. Yo lo acompañé a presentar obras en Trenque Lauquen, en dos oportunidades, un distrito que no es del Frente. Ha demostrado una gestión y creo que eso la gente lo está percibiendo. Hasta opositores. No lo he notado en otros funcionarios. Axel sale a caminar por la calle y la gente se acerca. Acá cuando vino se acercaba gente que sé que no son del Frente ni son peronistas. Y todos quieren sacarse una foto con Axel.