En las próximas horas, el gobernador de la provincia Axel Kicillof visita la ciudad. ¿A qué motivo se debe esta visita tan importante?

La visita tiene que ver con el inicio de la nueva planta de cloacas en Saladillo, una obra que venimos pidiendo y tramitando hace muchísimos años.

Saladillo hace más de 20 años que necesitaba una planta nueva o una remodelación integral de la planta. Esta parte nueva aprovecha la parte existente.

Empezamos el proyecto en el 2016, se terminó de confeccionar a fin del mandato de (Mauricio) Macri y con la asunción del presidente (Alberto) Fernández quedó ahí en la puerta lista para licitar.

Hoy felizmente la obra está para iniciar. Tendremos la presencia del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, del subadministrador del ENOHSA, Néstor Álvarez, del gobernador Axel Kicillof, del ministro de Infraestructura bonaerense, Leo Nardini, y del gerente general de Abordaje Territorial de ENOHSA, Oscar Bitz.

Ellos se acercan junto a la gestión municipal, a los concejales y a las autoridades locales para dar inicio a una obra largamente esperada por Saladillo, anhelada por todos. Una obra que beneficia no solamente a la comunidad de Saladillo.

Qué importante es que, si bien usted es de otro color político, reciba al gobernador y a sus funcionarios, y se pueda concretar esta obra fundamental para los vecinos.

Cuando uno habla con los niveles locales, la grieta se atenúa muchísimo. En algunos casos hasta desaparece. En los pueblos tenemos la necesidad de compartir de forma colectiva los desafíos. Es muy difícil trabajar solos.

Cuando nosotros teníamos todo para licitar en el gobierno anterior y pierde la gestión nacional el gobierno de Macri, lo primero que hice fue llamar al diputado provincial de Saladillo, Walter Abarca, y le planteé que teníamos que trabajar juntos para lograr la planta de cloacas.

"En los pueblos tenemos la necesidad de compartir de forma colectiva los desafíos. Es muy difícil trabajar solos"

La planta de cloacas no tiene el apellido del intendente. Pero yo entendí desde ese momento, del cambio de gobierno a nivel nacional, que necesitábamos hacerlo juntos. Y así recorrimos el ENHOSA en varias oportunidades, nos reunimos con el ministro Katopodis en dos oportunidades.

Tiene que ver con entender que estas obras no nos dividen, al contrario, nos unen para tratar de lograr los objetivos. Valoro, agradezco y reconozco cuando estas cosas suceden. Realmente para mí es una satisfacción enorme poder concretar este tipo de emprendimiento, como cuando nos tocó concretar emprendimientos cuando éramos de los colores políticas alineados.

Pero en este caso en particular la sociedad le dio mucho más valor a algo que debería ser absolutamente normal pero que no es tan común que suceda.

Es un día muy feliz para la comunidad de Saladillo en general, y realmente para nosotros siempre es un honor poder recibir a las autoridades nacionales y provinciales porque es una forma de valorar a una comunidad como la nuestra del interior de la provincia de Buenos Aires