Your browser doesn’t support HTML5 audio

20221110 Hernán Ralinqueo

–Se cumplieron 186 años de la fundación de 25 de Mayo. ¿Cómo encuentra a la ciudad en este nuevo aniversario? ¿En qué condiciones está hoy la ciudad?

Un nuevo aniversario siempre es un momento propicio para celebrar, para encontrarse entre los vecinos y las instituciones. Y desde el gobierno municipal, que me toca encabezar, exponer la gestión pública, un sinnúmero de planes de trabajo que venimos llevando hace ya un tiempo. Muchas de las iniciativas de gobierno que hoy se han convertido en políticas de Estado y que hoy impulsamos fuertemente desde la gestión para potenciar, desarrollar, fomentar la enorme iniciativa que tiene la comunidad de 25 de Mayo, aquí en la ciudad cabecera pero también en cada una de las localidades del interior de este partido extenso, que va desde Ernestina, cerquita del río Salado, limitando con Lobos, con Roque Pérez, y en el otro extremo, Del Valle, que limita con Bolívar y 9 de Julio.

También es momento para tomar nuevos desafíos y volver a convocar a la comunidad a seguir potenciando el trabajo, para que cada vecino y cada vecina pueda vivir, desarrollarse, desarrollar sus proyectos, y que lo pueda hacer en forma armónica y, como siempre digo, con inclusión y con igualdad. Pensamos un pueblo grande, pero también pensamos en que la comunidad viva feliz y pueda desarrollarse en sus proyectos.

–Pensando en los desafíos para el próximo año, ¿cuáles son los principales que están en agenda?

Bueno, tenemos que trabajar muchísimo en materia de vivienda, ¿no? Ahí tenemos un desafío enorme. Venimos llevando un trabajo muy importante en materia de tierras, de vivienda. Logramos determinar el año pasado que más de 2500 familias en 25 de Mayo no tienen ninguna forma de acceder ni al crédito para la compra de vivienda ni a adquirir un inmueble, así que ahí hay un enorme déficit que no está cubierto. Y para contribuir a llevar a este 25 de Mayo más inclusivo, desde el Estado tenemos que promover políticas. Así que estamos avanzando mucho con la ordenanza del Banco de Tierras, generando recursos para poder adquirir inmuebles para el municipio, así que el año que viene va a ser un año para potenciar esta política.

La otra política importante tiene que ver con el plan de obras. 25 de Mayo tiene un atraso fenomenal en materia de infraestructura urbana y ordenamiento urbano. Es la gran tarea que tenemos por delante. Se ha avanzado mucho en planes de pavimentación, en materia de caminos rurales, en lo que tiene que ver con los servicios (agua, cloacas), pero todavía falta, y el año que viene va a ser un año para concretar muchos de estos proyectos, con un enorme acompañamiento de la provincia de Buenos Aires. La verdad que la acción del gobernador Axel Kicillof ‍nos ha permitido ir resolviendo varios de estos problemas e ir logrando financiamiento para poder avanzar en ir cubriendo esas enormes deficiencias que vienen de años. Si hablo de algunas de las obras que hoy tenemos en marcha, como los desagües pluviales y la pavimentación en el Barrio Sandalio, es una problemática que viene de hace cuarenta años, y le estamos empezando a dar solución.

Estamos con proyectos importantes y queremos que el año que viene el punto de partida sea otro 25 de Mayo. Otra obra importante, emblemática, en el acceso a la ciudad, hace veinte años que está destruido. Tomamos el desafío de intervenirlo, de hacerlo nuevo, y estamos avanzando muy bien. Pero así como te nombro estas obras, hay muchísimo más por resolver. Y esos son los desafíos que hay que tomar: un plan de obra pública que impacte realmente en la ciudad, y luego, empezar también con una tarea que hay que ir llevando en todo el distrito, en las localidades del interior, que son muchas, y que algunas tienen una población estable, permanente, muy importante.

–¿Qué mensaje les deja a los vecinos de la ciudad en el contexto de estos 186 años?

Algunos dirigentes de la oposición, como lo hacen a nivel nacional, a nivel local también plantean el fracaso, ¿no? El fracaso de nuestro pueblo, a veces un poco ninguneando los proyectos, no acompañándolos. La verdad es que eso nos llama la atención. Hay una oposición bastante obstinada en ponerse en contra de todos los proyectos de progreso de 25 de Mayo. Pero a mí no me queda más que convocar y seguir convocando a contribuir para el desarrollo, para el crecimiento.

El espíritu del pueblo de 25 de Mayo es un espíritu obstinado por el crecimiento y el desarrollo, y a lo largo de la historia encontramos hombres y mujeres que han emprendido la tarea en distintas instituciones, y han contribuido desde la dirigencia política, también, a llevar adelante grandes proyectos que han contribuido al crecimiento de la comunidad. Así que siempre seguimos convocando con una mirada totalmente optimista. Tenemos todas las condiciones para seguir creciendo, para seguir mostrando lo que hacemos. Tenemos una identidad veinticinqueña con muchísima historia y vamos a poder mostrar ese desarrollo aquí en nuestra ciudad cabecera y en el interior del partido