Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Diego Valenzuela.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Diego Valenzuela

No puedo dejar de preguntarle por su análisis con respecto a la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía, Producción y Agricultura. ¿Qué consideración le merecen las primeras medidas que ha anunciado el ministro?

Hay que esperar el desarrollo de los acontecimientos y el impacto de esta medida. Por ahora son títulos. Recién están terminando de conformar su equipo, creo que el momento es muy delicado y no necesita un salvador, no es un tema de personas, es un tema de programa económico, de atacar la causa de los problemas y no el efecto de los problemas como venía pasando hasta ahora.

Esto de ir a hacer controles de precios como forma de resolver la inflación sabemos que no funciona. Hay que ver los orígenes de la inflación, hay que estabilizar la economía. La crisis se manifiesta en la brecha del tipo de cambio, se manifiesta en la pérdida de reservas, se manifiestan en la aceleración inflacionaria. Eso genera mucha angustia, genera dificultad para planificar tanto a una familia, a una PyME, a un municipio.

"Hay que ver los orígenes de la inflación, hay que estabilizar la economía"

La expectativa está puesta en que se pueda lograr algún grado de estabilización donde claramente hay que tomar medidas que hasta ahora el Gobierno nacional no ha querido o no ha podido tomar, y además no ha tenido un consenso interno.

Vamos a ver si Massa como ejecutor de políticas económicas integrales tiene ese consenso del resto de los participantes del Frente de Todos.

¿Es necesario de alguna manera que haya mayor apertura al diálogo con agentes externos al gobierno? El mismo ministro ha invitado a la Mesa de Enlace a una reunión, a la CGT.

Obviamente un ministro de Economía, Producción, Agro, tiene que conversar con los sectores que competen a su tarea. Las empresas, los sindicatos, los productores.

"Lo primero es que el gobierno tome medidas que tengan un rumbo claro hacia dentro del Frente de Todos"

Diferente es el diálogo con la oposición, porque lo primero es que el gobierno tome medidas y que esas medidas tengan un rumbo claro hacia dentro del Frente de Todos, cosa que no ha ocurrido. Lo que hemos visto son internas, discusiones, chicanas, así que claramente lo primero es que haya un rumbo claro alrededor de las medidas que va a tomar el nuevo ministro.

Y la oposición responsablemente debe aportar desde ese lugar que nos toca a los que gobernamos, por ejemplo. Pero lo primero es que el Frente de Todos tenga un rumbo claro en materia económica. Hasta ahora no lo ha tenido.

Usted ha asegurado que está armando planes de gobierno para toda la Provincia. ¿Cómo es esto?

Estamos trabajando con diferentes personas del espacio, en un marco plural, tanto hacia dentro del PRO como también en diálogos con personas del radicalismo, de la Coalición Cívica.

Me parece que es muy importante el para qué queremos volver a gobernar. No alcanza con el armado político del tema electoral. Es muy importante aprender de los errores y también recoger en las propuestas la experiencia del territorio de los que gobernamos, de los que conocemos la Provincia.

Así que ahí es muy importante la mirada de los intendentes, la experiencia en gestión, en temas como la seguridad que pueden tener algunos de nuestros referentes.

Estamos trabajando y vamos a ir escribiendo y consensuando miradas en los temas principales que son la economía de la Provincia, el federalismo, la infraestructura, el regionalismo, la seguridad, la educación, la salud. Bueno, todos los temas que sentimos son relevantes para que la Provincia pueda tener ese salto de calidad que merece hace mucho tiempo.

¿Qué pasa con la baja de impuestos? Ha enviado varios proyectos al Concejo Deliberante de Tres de Febrero. De alguna manera, resigna recaudación para impulsar al sector privado.

Yo creo que en este momento delicado, desde los municipios no manejamos la macro pero sí podemos incidir en la micro. Cada nivel de gobierno puede y debe hacer algo a favor del trabajo.

Creo que hay que tener une estado eficiente, que dé incentivos para los que producen, para los que trabajan. En Tres de Febrero hemos logrado una situación de orden económico, de números ordenados, con una planta de personal acotada, que da buenos servicios, pero que también nos da espacio para el alivio fiscal al sector privado.

"Los municipios no manejamos la macro pero sí podemos incidir en la micro"

El 11 de agosto estaríamos votando positivamente una reforma fiscal e impositiva muy fuerte, que tiene simplificación, para hacerle la vida más fácil al que trabaja, eliminación de 438 conceptos fiscales y más de 30.000 trámites, y también las habilitaciones gratuitas para todos los comercios e industrias.

No vamos a cobrar el derecho de construcción para el que habilita un negocio y tiene que hacer una obra, y la bonificación por un año de la tasa de seguridad e higiene. Y no es que nosotros bonificamos la habilitación, directamente la eliminamos porque no queremos que en el futuro vuelvan a ponerle un monto.

Si vos ponés el monto en cero, no la cobrás, pero después alguien puede ponerle un monto. Entonces lo que queremos con esto también es una sana competencia entre municipios, para que el inversor o el que quiere abrir desde una pizzería hasta una industria PyME decida dónde instalarse en función de dónde le conviene más para crear trabajo.

¿Ve posible que esta iniciativa pueda replicarse en otros municipios?

Debería replicarse, porque si todos tomamos el camino de la baja de impuestos para fomentar el trabajo vamos a tender a la baja de la presión tributaria. No se trata solo de Tres de febrero.

Por supuesto yo lo hago para captar más trabajo, más inversión, para ser más fácil ese emprendimiento que puede ser un comercio de barrio, una industria o cualquier tipo de empresa.

Pero también lo que quiero con esto es contagiar y que si lo hacen otros todos vamos a ir a la baja con las tasas, justamente para que la salida clara a estos momentos económicos difíciles sea el trabajo y no el subsidio y no el plan.

Días atrás, se reunió junto a otros intendentes del espacio con el gobernador Axel Kicillof. ¿Qué balance hace del encuentro?

Le hicimos saber nuestro punto de vista de mucha preocupación por el deterioro económico y la necesidad de bajar la inflación y de trabajar con los municipios.

 

Estamos esperando las respuestas. Estamos comentando los intendentes del PRO como los intendentes del radicalismo la necesidad de tener una respuesta formal de parte de la Provincia, del gobernador, del jefe del gabinete o de quien corresponda.

Hicimos una serie de planteos sobre cómo el deterioro económico afecta a nuestros municipios, a nuestros vecinos, a las PyMEs, a los programas que tenemos establecidos.

Pensamos que si la Provincia tiene recursos de apoyo discrecional de parte de la Nación y a su vez tiene Ingresos Brutos que recauda siguiendo la inflación, debería haber una actualización de los fondos.

El planteo es que la Provincia acompañe como correspondería a los municipios en esta nueva situación económica. Esperamos una respuesta pronto, una respuesta formal, para saber cómo manejarnos en la segunda parte del año.