Your browser doesn’t support HTML5 audio

20230119 Blanca Cantero

–¿Cómo terminó el 2022 en términos de gestión municipal y cuáles considera que serán los desafíos fundamentales de su gestión en 2023?

Los desafíos fundamentales son todos. Porque, en un municipio que tenía una infraestructura muy deficiente, el desafío es estar pendiente de cada obra que gestioné. Y la verdad que terminó muy bien, porque el día 30, con la ministra Tolosa Paz inauguramos una hermosa plaza, la más grande que hay en Presidente Perón, con anfiteatro. Para 2023 estoy haciendo mucho hincapié en la obra pública. Quiero ponerles a algunos barrios el agua corriente. Otro desafío va a ser finalizar la obra que estamos haciendo en el hospital, gracias a los recursos de la provincia de Buenos Aires. En el mes de febrero estaremos inaugurando una comisaría y se comenzó la obra de un centro de monitoreo. Pudimos inaugurar la primera etapa de la remodelación de la estación de tren. También aprobamos la ordenanza para tener un nuevo parque logístico, industrial y educativo. Lo que quiero es que la gente de Presidente Perón encuentre trabajo en el lugar en que vive.

–Por lo que hemos venido hablando, usted es una intendenta que trabaja mucho por su gente, que gestiona mucho también. Pensando ya en las elecciones, ¿ha decidido su futuro político?

Sí. Yo pienso presentarme a un nuevo mandato.

–Eso evidentemente ya lo ha hablado con su círculo íntimo, con su grupo de trabajo. ¿Qué le dice la gente en la calle cuando usted se les acerca, cómo recibe esta gestión que usted encabeza?

Siempre que estoy en la calle, ya sea inaugurando o visitando una obra o simplemente porque tengo que ir a un lugar, tengo una muy buena recepción de la gente. Siempre hay problemas en un municipio, no nos vamos a engañar, pero la gente sabe que puede venir a la privada, plantear su problemática, nos sentaremos, lo charlaremos y si le puedo encontrar una solución, a eso estoy dispuesta, a ir encontrando solución a los pequeños problemas diarios. Siempre hay por lo menos la voluntad de hablar con el vecino y explicarle. Lo que se puede hacer, se hace; lo que no se puede hacer y se puede tramitar, se tramita. Y hay cosas que son imposibles, y bueno, hay que decirle la verdad a la gente. Yo siempre me manejé con la verdad. El municipio va a estar presente, con cada vecino que se acerque, en la medida de nuestras posibilidades.

–¿Qué opinión le merecen los planes sociales? El otro día, en un acto en José C Paz, Mario Ishii, junto al Presidente, pidió erradicarlos. ¿Usted tiene algún análisis?

Yo creo que los planes sociales, en su momento y en este momento, vienen a solucionar un problema laboral que tiene el habitante de este país. Yo creo que sí, hay que erradicarlos, pero hay que erradicarlos en la medida justa y necesaria, a medida que vaya mejorando la situación económica del país y que cada uno encuentre la posibilidad laboral.

El año pasado, yo creé una secretaría para atender y darle alguna tarea a la gente que tiene cooperativas en Presidente Perón y que depende de la Municipalidad. Y una de las cosas que observé es que falta mucha capacitación. Estamos próximos a inaugurar una escuela de artes y oficios, en febrero. Eso nace de la experiencia propia, de toda la vida de militante, de tener agrupaciones en los barrios y siempre estar ofreciéndole distintos cursos a la gente. Y ahora lo quiero hacer de una manera más profesional, dándoles cursos de un año, que le permitan a la gente salir con un oficio que les permita ganarse el pan dignamente y no solamente salir a barrer una calle. Porque necesitamos mucha gente que esté mejor preparada. Me comentan las pymes que están haciendo obra en Presidente Perón: “Nos falta mano de obra calificada”. Justamente, lo que va a traer esa escuela de artes y oficios es capacitar por un año y dar un título de la provincia de Buenos Aires a un gasista, a un plomero, a un electricista, a un techista, a un armador en una obra de hierros. Y aquellos jóvenes más ávidos de la tecnología van a tener también esas posibilidades.

Entonces, capacitando a la gente, poniendo la fe y el esfuerzo, por supuesto que los planes tienen que desaparecer, cuando realmente podamos ir conteniendo, encontrando un mejor desarrollo industrial y logístico para que nuestra gente tenga trabajo