Your browser doesn’t support HTML5 audio

20230321 Daniel Stadnik

–Hace ya unos días, en el marco de la apertura de sesiones en el Concejo Deliberante, usted ha destacado el avance en el acceso a la transparencia de la gestión municipal, y también algo muy importante a mi entender, que es que hubo diálogo con la oposición.

Sí, era algo que siempre venían reclamando en años anteriores. Nosotros les abrimos el programa de compra de la Municipalidad, que se llama RAFAM (Reforma de la Administración de los Recursos Financieros y Reales en el Ámbito Municipal), que tienen todos los municipios de la provincia de Buenos Aires. Entonces hoy la oposición, que es mayoría en el Concejo, hoy tiene acceso a todas las compras de la Municipalidad en tiempo real. Porque cuando se llevó adelante la rendición de cuentas, que se lleva adelante todos los años, siempre estaba la pelea porque les daban las cajas quince días antes, veinte días antes, no tenían tiempo. Bueno, ahora tuvieron todo el año para revisar las cuentas. Esa es una de las partes. Y después, tuve, por supuesto, como les dije, la puerta del despacho siempre abierta para el diálogo. De hecho, me he juntado con el bloque de ellos varias veces en el año. Y eso es lo que he fomentado siempre, el diálogo.

–En ese sentido, también ha pedido que en el año electoral se debatan ideas y no personas.

Claro. Yo lo veo en la oposición, no sólo de Carlos Casares; lo veo en la oposición de la Provincia y de la Nación, donde han hecho de la denuncia... es como que se quiere construir el partido de la moralidad, de la no corrupción. Y de ahí partimos todos. Todo el que incurre en política y va a trabajar en política lo tiene que hacer en forma transparente, lo tiene que hacer honestamente. Esa es una cualidad, es un valor que lo tenemos que descartar. No podemos hacer un partido de la no corrupción, de la denuncia permanente en sí. A mí me gusta ir más por las ideas, discutir ideas, discutir proyectos. Lo digo acá en Carlos Casares y creo que es extensivo a todo el país, porque lo veo. Yo escucho a los funcionarios en la provincia de Buenos Aires que se critica al gobernador pero no se aporta ninguna idea, cuando es un gobernador que ha dado vuelta la provincia de Buenos Aires en todos los aspectos, incluso en obras. Y veo que se le discuten a veces personas, se le discuten ministros, se le discuten... y, bueno, también aplica para la Provincia.

–¿Y nota que esto está pasando también en Carlos Casares? ¿Es una oposición que quizás no proporciona ideas a la gestión?

No escucho yo ideas, proyectos. En el año 2012, cuando con Walter Torchio éramos una lista opositora, que fuimos a debatir para ver si podíamos ganar la elección, fuimos ni siquiera criticando doce años de gestión anterior. No la hemos criticado para nada. Fuimos con un plan de obras básicamente: un plan de obras de quince años para Casares. Y entonces presentamos ese plan de obras, dijimos que lo íbamos a hacer (de hecho, ya lo tenemos casi listo), y fuimos con ese plan y otro plan de acciones y siempre fuimos a los medios mostrando ese plan de acción. Y no hablamos nunca de los doce años de la gestión anterior. Yo creo que todos deberíamos ir por ahí. Y eso lo sinteticé el día de la apertura en la idea de que teníamos que discutir ideas y no personas, ¿no?

–En este año electoral, como bien ha mecionado, ¿cuáles serán los principales desafíos de su gestión?

Yo he marcado distintos programas. Casares es la primera ciudad en la provincia de Buenos Aires que completó el 100% de agua y cloacas. Ahora estamos con otro programa de 0% calles de tierra. Entonces estamos avanzando con pavimentación de cuadras, estamos avanzando también con estabilizado con piedra. La idea es que Casares nos quede con 0% calles de tierra.

Entrevista realizada por Grupo La Provincia (grupolaprovincia.com)

No es un tema menor. Te lo comento porque los días de lluvia la tierra que hay aquí es un barro que es imposible que la gente pueda ir a trabajar, ‍que los chicos puedan ir a la escuela. Bueno, ahora hace tres meses que no llueve, pero en condiciones normales, que llueve casi todas las semanas o cada quince días, eso denota que hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Por lo tanto, uno de los objetivos a alcanzar es el 0% de calles de tierra, que ya lo hemos iniciado y este año vamos con un plan muy agresivo de pavimentación. Y también otro de los objetivos que tenemos planteado es el 100% de gas natural en la planta urbana, agua potable en las localidades, seguir trabajando con las obras de educación, mejorando la infraestructura de las escuelas, de los centros educativos, y por supuesto, seguir trabajando en el hospital municipal, que es el único efector de salud que tenemos, en la infraestructura. En los últimos diez años lo hemos mejorado muchísimo, pero vamos a seguir. Hoy estamos trabajando con una terapia de 400 metros cuadrados que creo que va a ser la mejor terapia de la zona. Y hay más proyectos para trabajar en esa línea.

–También, en el inicio de sesiones, ha destacado la capacidad de gestión de Provincia y Nación para contrarrestar un presupuesto chico, como, por ejemplo, tiene la ciudad de Casares.

Por supuesto. Hoy cualquier intendente de la provincia de Buenos Aires (yo no me voy a meter en el bolsillo al resto de los intendentes, pero más o menos somos todos iguales; habrá municipios más fuertes, de mayor cantidad de habitantes, que reciben mayor coparticipación). Nosotros, del presupuesto de los 4400 millones de pesos a diciembre, el 70% lo utilizamos para pagar sueldos. Tenemos 1100 empleados. Con el otro 30% tenemos que recoger la basura todos los días (salvo los domingos), limpiar las calles, mantener el alumbrado y mantener los 1200 kilómetros de la red vial, porque somos un partido de 2500 kilómetros cuadrados y tenemos 1200 kilómetros de red vial. Entonces ¿qué queda para obras, que es una de las cosas que a veces se solicitan? Y, tenemos un 2% para obras. Tenemos un fondo de obras y un fondo de recupero que el vecino paga cuando hacemos una obra, más una tasa municipal de obras. Eso llega a un 2% del presupuesto. El gobernador nos está ayudando muchísimo. Gracias a Dios tenemos una ayuda extraordinaria de la Provincia de Buenos Aires. Imagínese que la ayuda que recibimos de la Provincia de Buenos Aires supera el presupuesto de la Municipalidad. En una palabra: si no agarro la ruta 5 y la autopista Buenos Aires/La Plata, gestión toda la semana, charlar proyectos, amrar proyectos que sean viables, aprobarlos por los organismos de la Provincia, y una vez que se cumple con toda esa parte burocrática, después conseguir el financiamiento, ¿no? Bueno, esa es la gestión que me preocupa todos los días. El año pasado Carlos Casares pudo conseguir otro presupuesto más, algo también de Nación pero el 80% o 90% de Provincia de Buenos Aires. Así que ahí está lo más importante: poder gestionar con la Provincia de Buenos Aires y articular.