El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, supervisó el avance de la repavimentación de las avenidas Santa Fe y Centenario. La obra, que se realiza con fondos municipales y abarca unos 140.000 metros cuadrados, beneficiará la circulación en el principal corredor de la zona norte.

“Renovar el pavimento de esta famosa avenida es clave porque comunica a la mayoría de las localidades del distrito y es uno de los principales corredores que une a la zona norte. Estamos trabajando de noche y en esta época que es cuando hay menor circulación de tránsito”, explicó Posse tras recorrer la obra que se divide en cuatro etapas.

La primera etapa abarca avenida Santa Fe (que es la continuación de las avenidas Maipú y Cabildo), desde Unidad Nacional hasta Av. Márquez; y avenida Centenario (la continuación de Santa Fe), entre Av. Márquez y Tomkinson. Próximamente, los trabajos de repavimentación seguirán desde Unidad Nacional a Paraná, en el límite con Vicente López,  y el último tramo de obra será desde Tomkinson hasta el túnel de las Cuatro Barreras, en el límite con San Fernando.

Los trabajos se realizan principalmente durante la noche, entre las 22:00 y las 5:00 de la mañana, para minimizar las molestias del tránsito y a los vecinos. Y hay cortes parciales de carriles, dejando una mano habilitada para circular. Desde el Municipio solicitan a los vecinos que eviten estacionar los autos en los tramos afectados por la obra