El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, cerró en Pilar la prueba piloto del programa "Licencia Joven" y dijo que el objetivo de esta iniciativa es "acompañar en una transformación en materia de educación vial".

Acompañado por el intendente Federico Achaval, el ministro de Transporte bonaerense, Jorge D'Onofrio, y el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, el mandatario sostuvo que "el objetivo central de esta iniciativa es acompañar en una transformación en materia de educación vial a los jóvenes, que son quienes siempre han empezado a gestar las ideas de un país y una sociedad mejor".

En el microestadio municipal Ricardo Rusticucci, Kicillof añadió que empieza "por ellos para luego concientizar a todos y todas: no podemos sufrir una sola muerte más que haya sido evitable".

"Cada año mueren 1.400 personas por accidentes viales en la provincia de Buenos Aires, siendo además la principal causa de muerte de los más jóvenes", detalló el gobernador y aseguró que no se está hablando "de un contenido adicional, sino del abordaje de una problemática real para que nos cuidemos y cuidemos también a los demás".

Por su parte, D´Onofrio resaltó que "los principales protagonistas de esta iniciativa son los jóvenes, quienes no solo han adquirido conocimientos importantes, sino que a partir de ahora serán los agentes de cambio que llevarán la palabra al resto de la sociedad y darán el ejemplo".

"Vamos a seguir impulsando herramientas para que todos y todas se puedan sumar a este cambio cultural porque salvar vidas es siempre lo más importante", indicó.

La prueba piloto alcanzó a 4.867 estudiantes de 5° año, representando al 80% de la matrícula. Esta primera experiencia se tomará como modelo para la implementación del programa durante 2023 en todas las escuelas secundarias bonaerenses, con el objeto de capacitar a más de 300 mil alumnas y alumnos de 4.600 escuelas en materia vial.

La iniciativa incluye un curso anual que será incorporado en la currícula escolar y brindará la posibilidad de aprobar también automáticamente el examen teórico necesario para obtener la licencia de conducir.

En tanto, Sileoni destacó que "la seguridad vial no es solamente un tema técnico, sino que es algo mucho más profundo: pasa por la escuela porque es de una dimensión ética, en la que los chicos y las chicas comprenden que está vinculado con respetar al otro".

El programa es resultado del trabajo conjunto entre el Ministerio de Transporte y la Dirección General de Cultura y Educación para generar "un cambio cultural que transforme el actual escenario de siniestralidad vial bonaerense".

Para ello, se diseñaron tres etapas: formación de formadores; formación de talleristas; y capacitación de estudiantes en las escuelas secundarias.

Achával remarcó: "Hemos trabajado junto a miles de jóvenes para pensar y lograr una sociedad con más conciencia en materia de seguridad vial".

Para llevar a cabo la prueba piloto en Pilar, se capacitó a 16 talleristas y se conformaron luego 24 grupos para el dictado de cursos presenciales a estudiantes de 79 escuelas, tanto de gestión pública como privada.

También estuvieron presentes la subsecretaria de Educación, Claudia Bracchi; la senadora nacional Juliana Di Tullio; la legisladora bonaerense Luciana Padulo; el director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Pablo Martínez Carignano; y el intendente de Navarro, Facundo Diz