El 2022 arrancó contrariado para el intendente de Berezategui, Juan José Mussi, y no parece mejorar. GRUPOLAPROVINCIA.COM te contó acerca de los despidos de empleados municipales a principio de año y la situación de precarización que atraviesan los trabajadores, como también las movilizaciones que se desarrollaron en el distrito exigiendo el cumplimiento de las leyes laborales.

También cubrimos la denuncia de acoso sexual de una trabajadora contra un funcionario del equipo municipal que puso a la gestión en la mira, y escuchamos a los concejales hablar sobre la rendición de cuentas del 2021 que evidenció los millones de pesos que el Ejecutivo local dejó sin gastar pese a los graves problemas de agua y cloacas que afectan a varias zonas de Berazategui.

En esta oportunidad, GRUPOLAPROVINCIA.COM conversó vía Zoom con el edil de Juntos por el Cambio, Julián Amendolaggine, quien contó lo que está pasando puertas adentro del Concejo Deliberante y la falta de respuestas del oficialismo frente a las necesidades de los vecinos.

Mirá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con el concejal Julián Amendolaggine.

Me gustaría abordar algo particular que sucedió en la última sesión del Concejo Deliberante el pasado jueves. Desde Juntos tenían la intención de tratar una serie de proyectos, el oficialismo decidió no hacerlo pero fue una sesión caliente, donde hubo insultos, donde hubo ida y vuelta por parte de los dos bloques. ¿Cómo surgió todo toda esta polémica en la última sesión del Concejo Deliberante?

La sesión de del jueves pasado se dio casualmente unas horas antes de lo que luego nos enteramos que pasó en Recoleta con la vicepresidenta, que inmediatamente todos repudiamos. Todo el arco político de Berazategui repudió enérgicamente el intento de atentado que sufrió Cristina Fernández de Kirchner.

Lo hicimos el viernes a la mañana, nos juntamos todos en el Concejo, con el intendente, con las fuerzas políticas que no tienen representación en el Concejo, y dimos un mensaje claro de que la violencia nunca puede ser una opción, que la democracia la tenemos que cuidar entre todos. La violencia no es contra una persona sino contra todos los que queremos transformar la realidad.

"Hubo cinco proyectos que intentamos que se discutieron en el recinto y en ninguno de los cinco casos se nos prestó atención"

Pero unas horas antes, el bloque oficialista, el mussismo en Berazategui, decidió hacer un acto de apoyo a la vicepresidenta y cuestionar que haya habido vallas y que la ciudad de Buenos Aires haya querido controlar la manifestación en Recoleta. Y nosotros lo que planteamos es que eso puede tener sentido desde su visión política, su ideología, su visión partidaria, pero que nuestro rol como concejales era trabajar por lo que los vecinos necesitan, y hubo cinco proyectos que intentamos que se discutieron en el recinto y en ninguno de los cinco casos se nos prestó atención.

Julián Amendolaggine, concejal de Berazategui

Dos eran reclamos puntuales de vecinos. En particular del barrio Jacarandá y Villa Mitre que lo que plantean es que las cloacas se les desbordan sistemáticamente y ellos en su casa tienen agua servida de manera casi regular; durante años reclaman y el municipio no da una solución.

Otro caso es de los vecinos de la zona del barrio General Mitre que tienen un arroyo a cielo abierto por un tramo de algunas cuadras que nunca se entubó, que según los relatos urbanos figura como entubado, pero nadie da una explicación. Lo que los vecinos planteaban eran que se trate nuestro proyecto que acompañaba a su reclamo y que pedía que el municipio le cuente a los vecinos cuál es la situación, qué figura en el Registro Municipal, qué planes de obra hay para adelante.

Nos dijeron que no a esas dos iniciativas que partían de reclamos de los vecinos, pero más profundamente nos dijeron que no a tratar sobre tablas a tres proyectos que eran de nuestra autoría y que creíamos que daban un paso adelante.

Primero respecto al acceso a la información para el control de la ejecución que hace el municipio de los recursos, que nos den acceso al sistema RAFAM, donde se administran todos los gastos y los ingresos del municipio para que podamos controlar cómo se usa la plata de los vecinos. Obviamente que nos dijeron que no.

"El año pasado a Mussi le sobraron 1.111 millones de pesos de superávit; es raro pensar que no hay recursos para un proyecto vinculado a la salud"

Además de eso nos dijeron que no a tratar el proyecto que propusimos sobre que en cada CAPS de Berazategui haya guardia médica las 24 horas. Hoy solo hay un puñado de salitas que tienen guardia, la gran mayoría no tienen. Nos parecía que era un proyecto totalmente abordable, urgente, prioritario y que estaban los recursos.

El año pasado al intendente (Juan José) Mussi le sobraron 1.111 millones de pesos de superávit, entonces es raro pensar que no hubiera recursos para un proyecto como este. Es para algo urgente, prioritario y que para los vecinos es algo que cada día lo sienten.

Por último, tampoco se quiso tratar un proyecto de nuestra autoría para hacer más fácil emprender, laburar y dar laburo en Berazategui. Un proyecto que implicaba que las habilitaciones sean gratuitas, que las habilitaciones sean mucho más sencillas, que si alguien quería habilitar un establecimiento que no revestía peligrosidad pudiera ser una declaración jurada, pudiera laburar y que después el municipio pudiera ir, inspeccionar y ver. No que la habilitación tardara mucho tiempo. Que laburar sea un derecho.

 

El proyecto implica además que durante el primer año no se le cobre ninguna tasa municipal, en particular la tasa de inspección de seguridad e higiene, que es cara, es la que pagan los comercios y las industrias, para que lo que los que quieran emprender tengan un tiempo para sacar la cabeza de abajo del agua y recién después empiecen a pagar.

Y que al que contrate trabajadores se le de crédito fiscal, se le reduzca lo que paga de tasas municipales para que haya estímulo a contratar gente de Berazategui, para generar de nuevo el movimiento que hace falta en la sociedad, que haya empleo, que haya oportunidades, que la forma de salir y de progresar sea a través del laburo.

¿Qué hace el municipio con este dinero que sobra en lugar de invertirlo en obras para los vecinos?

Bueno, por ahora lo guarda en el banco. El 2022 es un año en el que a la mayoría no le está yendo muy bien y Mussi aumentó más del 70 por ciento la plata que tiene en el banco.

"Hay cosas fundamentales que quedan sin resolver y el municipio sigue guardando plata en el banco"

Alguien puede decir que tener una pequeña reserva por las dudas para un imprevisto está bien. Pero no es que dejan un ahorro por las dudas para un imprevisto pero están resueltas las necesidades básicas. Hay cosas fundamentales que quedan sin resolver y siguen guardando plata en el banco. Es una locura. Eso no es propio de alguien que quiere trabajar por los vecinos.

Por eso nosotros hicimos ese planteo tan enérgico en la sesión del jueves donde dijimos que el que quiera trabajar por su ideología, por su partido político, por su líder espiritual, que lo haga... y si Mussi y el bloque oficialista creen que ellos trabajan para Cristina está muy bien. Nosotros queremos trabajar para los vecinos de Berazategui y trabajamos llevando al recinto propuestas que mejoren la vida de los vecinos.

Uno de los puntos más calientes de la sesión con respecto a los vecinos del baño Jacarandá. Usted señaló que “los tapa la mierda” por la falta de cloacas.

Había vecinos presentes del barrio General Mitre que tenían el problema del arroyo y en un cuarto intermedio que hubo se acercó el presidente del Concejo y les dijo "bueno, hagamos una reunión". Cuando retomamos la sesión, mi planteo fue que si había voluntad del oficialismo de tener una reunión con los vecinos que me parecía bien que aprobáramos nuestro proyecto que tenía que ver con eso mismo, con que el municipio le rinda cuentas a los vecinos con qué pasa con esa obra.

Entonces en vez de decir barrio General Mitre dije Villa Mitre en el fragor de la discusión en la que estábamos y cuando se nos mofó el bloque oficialista al respecto mi planteo fue: si quieren hablar sobre Villa Mitre también hay problemas y es que los tapa la mierda, que hace seis años que los vecinos vienen reclamando en el municipio que varias veces al año se desbordan las cloacas.

Realmente vas a la casa de la gente y ves en el patio de la casa un charquito o un charcote y a veces te muestran la marca en la pared, que llega hasta las rodillas, que eso es agua servida y eso es como viven los chicos. Te muestran las eruptivas que tienen la piel los nenes, incluso muchos adultos que tienen infecciones por cómo viven. El municipio no puede hacer caso omiso de eso.

Fue un exabrupto que posiblemente no fue muy feliz. Nuestro rol como concejales tiene que ser tener una conducta ejemplar en todo sentido y por ahí me excedí en las palabras, pero es literalmente lo que les pasa a los vecinos.

Hay un proyecto que usted presentó, una iniciativa que está llevando adelante que me resulta muy interesante para comentar que es el Censo de Seguridad. ¿Cómo surgió esta idea?

Es un proyecto que está iniciándose, que proviene de una iniciativa que en el Concejo Deliberante presentamos respecto a la seguridad que es otro problema grave.

En Berazategui Mussi dice: “la seguridad no es un tema mío”. Entonces nosotros hemos presentado dos proyectos, uno de índole más interna del Concejo Deliberante, que es que haya una Comisión de Seguridad y que sistemáticamente en esa comisión se traten no solo las iniciativas de seguridad sino que el municipio informe sobre el estado de la seguridad de los distintos barrios, de las cosas que está haciendo, de la criminalidad que hay en cada barrio, de las denuncias de los vecinos. Obviamente eso no prosperó.

"En Berazategui, el intendente Mussi dice: “la seguridad no es un tema mío”"

Otro proyecto que presentamos tiene que ver con que haya una patrulla municipal que contribuya a lo que hace la policía, a la disuasión del delito, a la vigilancia del territorio, que haya un centro de monitoreo mucho más profesional que el que hoy tiene Berazategui. Todo eso también se cajoneó.

Pero lo que podemos hacer como concejales y como vecinos es la otra parte, la de saber qué pasa. Entonces decidimos organizar un Censo de Seguridad que implique que cada vecino pueda contarnos qué pasa en su barrio, qué pasa en términos de lo que hace cada día, si dejó de hacer algo porque tiene miedo, si tuvo una situación de inseguridad en el pasado reciente.

¿Cómo podría calificar la gestión de Juan José Mussi?

Yo creo que Juan José tiene una gestión muy larga, esa es la definición más básica: muy larga en la cual al principio hizo un aporte muy grande al desarrollo de Berazategui, pero que hace tiempo que esa transformación ya no ocurre.

Mussi fue el pasado, todavía es el presente, nosotros creemos que hay que discutir cómo es el futuro de Berazategui.

Ese futuro es uno en el que los pibes no tengan que irse todo el día a estudiar o trabajar a otro lado porque no hay oportunidades en nuestro lugar; que el espacio público sea disfrutable de verdad, seguro y accesible; que cuando abras la canilla salga agua y te la puedas tomar; que se pueda salir a laburar porque hay laburo y porque no tenés miedo de si volvés o no.

Esas son las cosas básicas sobre las que hay que trabajar y creemos que el futuro es con una opción distinta y estamos trabajando para construirla junto a todos los vecinos