En un acto encabezado por el intendente Juan José Mussi, el Municipio adhirió -a través de la firma de convenios- al Programa de Integración Social y Urbana de la provincia de Buenos Aires para los barrios Compal (Plátanos) y Once (El Pato) con obras de red de agua y cloacas, además de la construcción de una planta de tratamiento cloacal. También, mediante un acuerdo con la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), estudiantes de la carrera de Trabajo Social realizarán voluntariamente el relevamiento de las necesidades de estas zonas.

El convenio también incluye la instalación de luminarias led, la construcción de equipamiento comunitario, una plaza con circuito deportivo y mejoramientos habitacionales.

Participaron en el encuentro: el jefe de Asesores del Gobernador, Carlos Bianco; la directora Ejecutiva del OPISU, Romina Barrios; el rector de la UNAJ, Arnaldo Medina; y la titular de la Agencia de Tierras y Hábitat de la Municipalidad, Lucía Vega.

“Quiero agradecer al artífice de esto que vamos a lograr después de tantos años: a Axel Kicillof, el gobernador de la Provincia, así como a Carlos, Romina y Arnaldo Medina, efectores de estas cosas”, expresó Mussi. Y agregó: “Me quedo con esta Argentina donde los vecinos están felices porque van a tener obras muy importantes. Y porque voluntarios de una Universidad nuestra van a visitar los hogares para ver qué se necesita. En estos barrios la gente trata de construir un futuro. Van a tener un alivio fundamental en materia de agua y cloacas que tiene que ver con la salud. Esto se logra cuando hay voluntad para hacer las cosas y le damos para adelante. Estoy muy feliz. Nos hace muy bien que nos acompañen desde la Provincia”.

Por su parte, Bianco agradeció a Mussi “por recibirnos en Berazategui con afecto y mucho amor. Vinimos a trabajar con mucho cariño por estos barrios. Agradezco al equipo técnico del Municipio y del OPISU. Creemos que esta es la forma en que hay que trabajar para solucionar los problemas a los vecinos y vecinas, mejorar su hábitat y su calidad de vida. Estas obras también implican equipamiento público, mejoramiento habitacional, pavimentación, iluminación y regularización dominial, entre otras acciones”.

Las obras son posibles gracias al convenio firmado con el OPISU (Organismo Provincial de Integración Social y Urbana), el financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y los proyectos presentados por el Municipio. Los trabajos que se iniciarán en el barrio Once impactarán en 4538 habitantes. Implican la construcción de una planta de tratamiento cloacal y la conexión a la red cloacal. En tanto, en el barrio Compal contemplan la conexión a la red de agua y cloacas, beneficiando a 708 vecinos y vecinas.

UN TRABAJO MANCOMUNADO CON LA UNAJ

Además, el Municipio firmó un acuerdo de cooperación con la UNAJ, por el cual 20 estudiantes de la carrera de Trabajo Social realizarán voluntariamente el relevamiento de los barrios beneficiados. Su rector, Arnaldo Medina, afirmó: “Agradezco poder compartir este hermoso proyecto con una importantísima inversión. Los actores principales aquí son los voluntarios y voluntarias que ponen el corazón y se comprometen a trabajar. Tienen la posibilidad de conocer e interactuar. Nos comprometemos para que este sea un proyecto de mucho éxito en beneficio de los vecinos y vecinas”.

Asistieron al encuentro, vecinos y vecinas de los barrios beneficiados, estudiantes de la carrera de Trabajo Social, integrantes del Gabinete Municipal y concejales