El escritor y periodista Facundo Báñez renunció a su cargo de director de la editorial platense, La Comuna Ediciones, y cargó contra las autoridades municipales. “Se castiga el espacio porque yo decidí no acompañar una interna partidaria”, aseguró.

En declaraciones radiales, Báñez contó que el secretario de Cultura de La Plata, Martiniano Ferrer Picado, lo llamó para comentarle algunos cambios en La Comuna Ediciones, como el cese de impresión de libros en papel y que la editorial dejaba de tener el rango de dirección. Ante ese panorama, el escritor le comunicó que se iba.

En declaraciones radiales, Báñez señaló que cuando fue convocado hace cuatro años para integrar el espacio, aclaró que “no tenía nada que ver con el partido político” y que igualmente lo incorporaron “para la reactivación de la Editorial”. “Así fue durante los primeros cuatro años donde se editaron 15 obras”, afirmó.

“El año pasado se me convocó un poquito antes de las elecciones para que participara de la interna partidaria Manes-Santilli”
Click to enlarge
A fallback.

No obstante, comentó que las cosas tomaron otro rumbo con el cambio de autoridades en el área de Cultura local. “El año pasado se me convocó, un poquito antes de las elecciones, para que participara de la interna partidaria Manes-Santilli”, reveló. “Que hiciera micromilitancia por Santilli fue el pedido que se me hizo en el Salón Dorado de la Municipalidad”.

“Yo ni micromilitancia ni nanomilitancia, nada. Me pedían que llenara planillas, que reclutara votantes, un delirio. Obviamente al salir de ahí presenté la renuncia, y a los pocos días me convoca Martiniano y me dice que no me acepta la renuncia, que reveía la situación, que reconocía que conmigo se habían equivocado”, explicó.

“Después no vi nunca más a ninguna autoridad hasta el lunes pasado que me convocó y me explicó que había un achique que tenía que hacer todo el Gabinete, que les pedían ajustar algunas áreas pero no le habían dicho qué áreas puntuales”, dijo Báñez en alusión a los cambios en el Gobierno de Julio Garro en el marco del relanzamiento de su gestión.

"Ferrer Picado me dijo que la decisión de achicar la editorial era suya y que lo hacía porque tenía que evaluar quiénes lo habían acompañado en la campaña política y quienes no”

En este marco, Bañéz aseguró que el secretario de Cultura le dijo que “la decisión de achicar la editorial era suya y que lo hacía no por una cuestión de gestión, con la cual estaba conforme, sino porque tenía que evaluar quiénes lo habían acompañado en la campaña política y quienes no”. “En eso le di la razón”, reconoció Bañez: “Le dije no te acompañé ni te acompañaré”.

“Lo que más me apena es que se pierda el espacio. Las personas pasan pero el espacio es importante mantenerlo. Lo que uno ve es que no hay ninguna intención de parte de las nuevas autoridades de la Secretaría de Cultura de proteger la editorial, de hacer libros. Se trata de eso. Una editorial que no edita es fácil hacerla desaparecer”, manifestó el escritor.

“No es que se publicaron 15 libros porque somos mentes brillantes sino porque estaba la decisión de poder hacer libros. Si esa decisión no está, es muy difícil porque a una editorial que no tiene los recursos la estás condenando a que desaparezca. Me apena que sea un achique por un castigo. Se castiga el espacio porque yo decidí no acompañar una interna partidaria”, remató