“Repudio enérgicamente el ataque a la democracia en Brasil. Toda mi solidaridad con el presidente Lula Da Silva y confianza en que podrá encauzar el orden democrático”, escribió en Twitter el mandamás de Salto, Ricardo Alessandro.

Como se sabe, este domingo miles de simpatizantes del expresidente ultraderechista Jair Bolsonaro invadieron el Congreso, el Tribunal Supremo y el palacio presidencial de Planalto, sedes de los poderes en Brasilia. Hubo numerosos destrozos en medio de una protesta contra el presidente Lula Da Silva, quien posteriormente condenó el hecho y ordenó una intervención de Brasilia. La policía detuvo al menos a 150 manifestantes y recuperó el control de los edificios.