La semana pasada, mientras el líder de Avanza Libertad, Jose Luis Espert, encabezaba la firma de una declaración rechazando el pase sanitario en el Congreso de la Nación, su tropa de legisladores bonaerenses, comandada por el diputado Nahuel Sotelo, presentó un proyecto de ley en la Cámara baja provincial para dejar sin efecto la medida.

Lo secundaron sus compañeros de bloque, Constanza Moragues Santos y Guillermo Castello, y también Catalina Buitrago, una legisladora de Juntos, en la iniciativa que pretende dejar sin efecto el pase sanitario, alegando que “viola, de manera manifiesta, arbitraria e ilegal, derechos constitucionales”.

Hoy, con los mismos argumentos, otra diputada de Juntos hizo lo propio, pero en vez de “dejarlo sin efecto”, apunta a “derogarlo y prohibirlo”. “Hoy presenté un proyecto de ley para derogar y prohibir la aplicación del pase sanitario en la provincia de Buenos Aires. Considero que esta medida adoptada por el Gobierno bonaerense restringe derechos y libertades básicos.”, posteó en sus redes sociales Florencia Retamoso, amparada por la presidenta del Pro, Patricia Bullrich.

Click to enlarge
A fallback.

“Su tarea debería enfocarse en democratizar la vacunación y aumentar los centros de testeos gratuitos, ya que esto es más efectivo y menos autoritario que cualquier tipo de pase sanitario”, sugirió Retamoso.

 

A través de Twitter, Bullrich festejó la iniciativa, diciendo “comparto su propuesta y adhiero 100%. ¡No queremos medidas autoritarias!”. Pero la réplica de Sotelo no se hizo esperar: “Además de "copiar" lo que ya habíamos presentado, lo que presenta su diputada no tiene validez ya que no puede derogarse una ley que no es ley”, expresó el legislador de Avanza Libertad.