Finalmente se levantó la protesta realizada por transportistas autoconvocados en el puerto bonaerense de Bahía Blanca. Esta medida había sido calificada por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) como “extorsiva” que impedía la descarga de granos.

Uno de los dirigentes políticos que también se manifestó en este sentido fue el senador provincial por Juntos por el Cambio, Andrés De Leo. En su cuenta de Twitter, el legislador apuntó: “Un paro con aprietes y amenazas paralizan al puerto de Bahía Blanca por 2da vez en el año”.

“Además de violentar la ley y cercenar la libertad de circulación y trabajo, estas actitudes violentas paralizan al puerto, al transporte, frena la cosecha y las exportaciones”, añadió. En torno a esto, aseveró que “esto genera una pérdida de miles de millones al puerto, al sector agroalimentario y agropecuario y le hace perder ingresos de dólares por exportaciones a la Argentina. Hasta cuándo vamos a tener que soportar estos hechos y la inacción de las autoridades provinciales y federales”