La senadora provincial por el Frente de Todos, María Reigada, criticó la postura que tuvo el campo ante la medida del Gobierno de limitar las toneladas diarias para la exportación de maíz. “Hay una parte de la sociedad que lo único que quieren es acumular mayores riquezas y jamás miran lo que está pasando en el país y cuál es la responsabilidad que tienen. Es importante el tema maíz y todo lo que significa la harina para la producción de carne bovina, u otras que son los alimentos y el aceite”.

"Es importante el tema maíz y todo lo que significa la harina para la producción de carne bovina, u otras que son los alimentos y el aceite"

“Así como se juntan los sectores de la avaricia– por decirlo de alguna manera–, los sectores del poder económico concentrado, los sectores nacionales y populares tenemos que juntarnos para poder hacer frente y ayudar en las cuestiones que tiene que resolver este Gobierno”, aclaró la legisladora.

En este sentido, explicó que “el sector agropecuario no mermó su trabajo en ningún momento de la ASPO. Fue una industria que pudo seguir produciendo. Vimos cómo reaccionaron ante la posibilidad de resolver el problema de Vicentín (parecía que se le estaba expropiando su única casa a una abuelita), y en realidad el Estado estaba tratando de resolver la alta deuda que tenía con los argentinos. Y además hemos visto los silobolsas que están a la espera de mayores devaluaciones para poder exportar con un dólar más alto y esas especulaciones que son constantes de ese sector ahora se agrava por esta postura” que tuvieron.

Cabe recordar que finalmente el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca sustituirá el tope de 30.000 toneladas diarias para el registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior (DJVE) de maíz por un monitoreo del saldo exportable del cereal, a partir de un acuerdo alcanzado con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA)