El senador nacional por el Frente de Todos (FdT) Oscar Parrilli consideró hoy que el envío de armas a Bolivia para consumar el golpe de estado contra Evo Morales en 2019 "no es solamente una cuestión penal en la Argentina sino un conflicto internacional más grave"

"Si efectivamente se comprueba que se mandaron cartuchos para reprimir al pueblo para derrocar a un Presidente, esto significa que teníamos un Gobierno que no hacía golpes de estado en la Argentina, pero los estaba alentando en otros países, con lo cual hay una gravedad no solamente nacional, sino internacional", dijo el senador esta mañana en diálogo con El Destape Radio.

En la misma línea afirmó que "si se demuestra que hubo una decisión política de apoyar un golpe de estado en un país vecino, no es solamente una cuestión penal en la Argentina sino un conflicto internacional más grave".

Parrilli indicó que no quiere "condenar a nadie hasta que la Justicia no avance y tenga todas las pruebas", pero sospecha que "sectores del Departamento de Estados Unidos y la CIA están detrás de estos golpes de estado", como el que se produjo en Bolivia y el que ocurrió en 2009 en Honduras, contra el Gobierno de Manuel Zelaya

El Gobierno argentino presentó el lunes último una denuncia contra el expresidente Mauricio Macri y una decena de exfuncionarios de la gestión Cambiemos por el envío de material destinado a reprimir las movilizaciones contra la asonada que derribó a Morales en noviembre de 2019.

"Con respecto a (Mauricio) Macri, sabemos qué intereses representa y cuáles son los grupos económicos que defiende. Incluso conocíamos su simpatía expresa y pública con el gobierno de (Jeanine) Áñez. Pero de ahí a enviar armamentos y municiones y poner los recursos del estado para apoyar un golpe, hay una gravedad inusitada", finalizó el senador. (Télam)