Lordén consideró que la población debe contar con la oportunidad de autotestearse y descomprimir los centros de testeos.

En su opinión, de esta forma se podría evitar las largas filas agobiadas por las temperaturas y descomprimir al personal de salud que no da abasto