La legisladora opositora compartió en su cuenta de Twitter la información que da cuenta que los cargos políticos crecieron un 140% durante la gestión de Axel Kicillof.

“No hay diagnóstico, planificación ni ejecución. Pero amontonan funcionarios y ministerios a costa de los vecinos”, dijo.

“¿Cuál es el desafío del próximo gobierno? Incrementar las capacidades estatales para resolver los problemas de los bonaerenses con eficiencia y transparencia. Mejorar la calidad de vida de la gente es la prioridad máxima. Siempre. La Provincia necesita un Estado capaz y previsor, liderado por servidores públicos idóneos”, comentó.

Y cerró “Basta de hacer amiguismo con el dinero de todos. Los favores y los compromisos partidarios de ninguna manera pueden determinar la configuración de la administración pública”