Según trascendió, el Gobierno argentino salió de la reunión de cancilleres del Mercosur convencido de que tanto Brasil como Uruguay buscan “romper” el bloque aduanero y abrirse a negociar libremente tratados con otros países.

Asimismo, desde la Casa Rosada analizan cómo implementar un mecanismo de “compensación” que permita cierta flexibilidad comercial.

Quien se hizo eco de esta información fue el diputado provincial por Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky. A través de sus redes sociales, indicó: “Proponer cambios en el diseño del Mercosur no necesariamente implica romperlo. En el bloque rige el consenso por lo que todo cambio requiere apoyo de sus 4 miembros”.

“El gobierno argentino debe preocuparse más por lograr aumentar exportaciones que por instalar intentos de rupturas no oficializadas”, completó