Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Amanda Martín.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Amanda Martín

Usted es docente. Me imagino que en este contexto le preocupa la política educativa del Gobierno de la Ciudad, más que nada pensando en temas que fueron de público conocimiento días atrás, como la prohibición del lenguaje inclusivo, también las prácticas remuneradas en los Centros de Monitoreo de la Policía de la Ciudad para los estudiantes del último año del secundario. ¿Cómo analiza la política educativa del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta?

En términos generales, siempre el jefe de Gobierno Larreta dice en sus discursos que la prioridad es la educación, pero si uno va a los números fríos, si uno va a las medidas educativas, nos hablan de otra realidad.

En el caso que vos mencionás, hay dos aspectos que están siendo denunciados en las escuelas secundarias, como parte de la aplicación en quinto año de la denominada 2030 o Secundaria del Futuro, que son las pasantías obligatorias no remuneradas en empresas u ONGs, o en el caso que sorprendió la semana pasada, en una institución como es la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Pensamos que no tiene absolutamente nada que ver con el carácter formativo que debería tener una instancia entre teoría y práctica en la escuela, porque a su vez en ese caso le recorta horas cátedra, aproximadamente 120 horas cátedra de contenido académico que no se sabe cómo se van a recuperar, por eso digo que no es formativa, pero a su vez, entiendo que tampoco tienen que ver con lo que estudia el estudiante, justamente.

Y degrada la educación en el sentido de que en todo el mundo esta especie de pasantías o relación con el mundo del trabajo, una, no son obligatorias; dos, están en un marco de derechos laborales, incluso para esa primera experiencia con el mundo del trabajo, teniendo en cuenta que Larreta y la propia ministra Soledad Acuña siempre las presentaron como un puente para la generación de trabajo y empleo, y tampoco va a suceder eso.

"Esta experiencia,  que presentan como parte de una forma educativa, no es formativa, degrada la educación y es una utilización de mano de obra barata"

Yo creo que esta experiencia, que presentan como parte de una forma educativa, no es formativa, degrada la educación y es una utilización de mano de obra barata, en este caso de estudiantes, a empresas, ONGs, que no van a generar ningún tipo de trabajo porque están caracterizadas por este signo de la precarización laboral. Esto está preocupando mucho en las escuelas, sobre a todo a familias que se van enterando con el correr de las semanas qué tipo de actividad tienen que hacer los estudiantes.

El otro día me llamaron de una escuela contándome que tenían que ir a hacer pochoclos y servir gaseosa en unas cadenas de cine muy conocidas de la Ciudad de Buenos Aires. ¿Qué tiene que ver con lo que estudia el chico, la chica, en quinto año? ¿No debería ser eso una capacitación paga a cargo de una empresa que quiera tomar eventualmente jóvenes para su cadena de cine? Ellos mismos correr con lo que se supone es una capacitación laboral. Le está trasladando el costo al estado.

Legisladora porteña del Frente de Izquierda, Amanda Martín

Con este tipo de políticas, ¿considera que Larreta apunta a algún sector determinado con miras a lo que son las elecciones del próximo año?

Hay una especulación electoral, entiendo yo, detrás de los anuncios de la prohibición del lenguaje inclusivo. Pero si nos detenemos en el contenido de la resolución que emitió hace dos semanas la Ciudad, creo que tiene un carácter muy reaccionario, porque el lenguaje inclusivo está asociado a una lucha, al movimiento de mujeres y diversidades sexuales, que se ha introducido por los estudiantes en las escuelas, entonces es un ataque a la lucha que han tomado fundamentalmente estudiantes, que algunos docentes la utilizan por extensión aunque no obligan a nadie a utilizarlo.

"Hay especulación electoral para disputar una base con otros sectores de Juntos por el Cambio o incluso con Milei y compañía"

Y hay un poco de especulación electoral, para disputar una base con otros sectores de Juntos por el Cambio o incluso grupos como (Javier) Milei y compañía, pero yo quiero destacar este contenido de la resolución, porque es también un arma de persecución para los docentes, por eso generó también mucha preocupación porque la propia ministra dijo que iba a sancionar a quienes utilizaran este lenguaje inclusivo, con lo cual también generó una alerta, generó también mucho repudio en las escuelas.

Este mismo jueves va a haber otra concentración, en las puertas del ex Ministerio de Educación en Paseo Colón, de diferentes organizaciones manifestándose en contra de esta prohibición, por este carácter, por este contenido de censura, de persecución, y como una reacción de la comunidad educativa ante una nueva campaña de ataque, de desprestigio y de persecución a los docentes de parte fundamentalmente de la ministra Acuña.

Cuando recorre los barrios de la Ciudad, ¿con qué reclamos o preocupaciones vecinales se encuentra?

El problema de la vivienda en la Ciudad de Buenos Aires es un problema que ya viene desde hace muchos años, pero creo que el contexto de la pandemia, el contexto de la desvalorización de los salarios, puso de manifiesto una falta de acceso a la vivienda y una expulsión de las y los trabajadores que trabajamos, que vivimos en la Ciudad de Buenos Aires.

Si uno mira, por ejemplo, las leyes que sacaron el año pasado en la Legislatura, todas estuvieron vinculadas a grandes emprendimientos inmobiliarios, vinculados a la especulación, no a la generación de vivienda. Esto encarece la tierra, hace aumentar los precios de los alquileres, ligado al salario cada vez más bajo que tienen los y las trabajadores, es un reclamo que yo me encuentro permanentemente.

Cualquier trabajador de la Ciudad de Buenos Aires no puede acceder a un crédito, por ejemplo, aunque cobre por el Banco Ciudad, aunque su patronal sea el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, no le alcanza para alquilar, no tiene acceso a créditos.

Por el otro lado están las villas, los denominados barrios populares, que son más de 48 en la Ciudad de Buenos Aires, que también están viviendo una situación de falta de urbanización, de falta de servicios que obviamente generan una situación de precariedad total en la cotidianeidad. Los cuatro únicos barrios que supuestamente se urbanizaron tienen problemas gravísimos con estas nuevas construcciones, que son completamente precarias.

"Ni siquiera se cumple con la ley de urbanización en los términos en los cuales fue planteada"

Ni siquiera se cumple con la ley de urbanización en los términos en los cuales fue planteada. Nosotros fuimos muy críticos en su momento, pero si uno escucha los testimonios que hicimos en una audiencia hace días en la Ciudad de Buenos Aires con referentes de diferentes barrios, era muy palpable la situación de cómo se estaba viviendo en los barrios y en las villas de la Ciudad.

Larreta gobierna para los especuladores inmobiliarios. Si miramos todas las leyes que se votaron en el 2021 todas son grandes privatizaciones de tierra, en Costanera Sur, en Costanera Norte, construcción de edificios en altura, violación del código urbanístico, que afecta a la traza urbana, al ambiente, y a su vez a los y las trabajadores de la Ciudad de Buenos Aires que no pueden no solamente adquirir una vivienda propia, sino también por el precio de los alquileres. Cada vez se encarecen más en relación al salario.

Lo hemos tomado como un eje el año pasado, presentamos un proyecto integral de vivienda, que tenía que ver con la construcción de viviendas, el problema de los impuestos a las viviendas ociosas, porque acá se construye con fines especulativos, después están vacías.

El tema de la vivienda es un tema que no deja de estar presente en las preocupaciones de la mayoría de los porteños y que nosotros detectamos en las recorridas o en los  lugares donde nos encontramos