El senador provincial por Juntos por el Cambio, Walter Lanaro, analizó el resultado de las elecciones primarias y los cambios en el Gabinete: “El resultado dejó en claro que la gente quiere un cambio y le dijo basta al gobierno”.

“Los cambios de gabinete no cambian nada. Juntos por el cambio se mantuvo unido pero el golpe de la elección fue claramente el desastre económico y social que hicieron Alberto Fernández y Axel Kicillof”, añadió.

“La gente está harta, están jugando a la casa de Gran Hermano con los ministros, para el gobierno son botines. Somos rehenes de una crisis de gobierno, juegan con la salud y la economía de la gente. Nosotros pudimos canalizar la bronca y por eso ganamos y consolidamos un cambio”, subrayó.

“Estamos para representar a quienes quieren un país normal. Qué experiencia positiva tiene en seguridad Aníbal Fernández. Decía que era una sensación la inseguridad. Cómo vamos hacia un país normal así”, completó