El legislador porteño de Republicanos Unidos, Roberto García Moritán, cuestionó a su par del Frente de Todos, Ofelia Fernández, en una entrevista que dio a un medio nacional. La acusó de haber encontrado “un negocio” en la política y señaló que “quizás nunca pueda ser otra cosa”. “A mí al menos me conocen el nombre y apellido”, le respondió la joven legisladora, insinuando que a Moritán solo lo ubican por ser pareja de la modelo y conductora, Carolina “Pampita” Ardohain.

“En la Legislatura yo voy a convivir con muchos de ellos”, respondió Moritán cuando le preguntaron cómo se llevaba con la “pata kirchnerista” dentro del parlamento de la Ciudad de Buenos Aires. “En muchos casos son personas que no han tenido más experiencia en la vida que la de ser legisladores. Ofelia Fernández, por ejemplo, nunca fue otra cosa”.

“El gran problema que tiene es que quizás nunca más pueda ser otra cosa”, expresó el legislador. “Ponele que un día ella elige cambiar de actividad y se pone una PyME. Va a tener enormes problemas en administrar esa PyME si no cambia su mentalidad. ¿O quién la va a contratar desde el sector privado? ¿Vos le darías trabajo? Está atrapada en un sistema que no tiene salida”.

Click to enlarge
A fallback.

“Ella es tal vez el mejor ejemplo de lo que le pasa a una parte de la clase política argentina. Encontró un negocio ahí, lo sabe, y tiene que maximizar su oportunidad”, siguió Moritán, cuyas declaraciones no pasaron desapercibidas.

Para ampliar lo expresado en la entrevista, escribió en sus redes sociales que “hay una enorme parte de la clase política argentina que entiende el Estado como un negocio y solo piensa en perpetuarlo. Nunca trabajaron en el sector privado, no entienden cómo funciona. La política necesita más representantes de la gente de laburo, compromiso y esfuerzo”.

Ofelia Fernández, por su parte, se rio del asunto vía Twitter y le aclaró que no tiene negocios sino convicciones. “Jajajaja, a mí al menos me conocen el nombre y apellido...”, posteó en su cuenta. Y agregó: “A los dos nos dieron trabajo votándonos, ponete con eso en vez de pasear por los medios de comunicación queriendo robarme relevancia. Yo no busco negocios, tengo convicciones”.

 

En tanto, los legisladores del Frente de Todos sumaron su repudio a los dichos de García Moritán a través de una misiva firmada por el presidente del bloque, Claudio Ferreño, en la que denunciaron que "encasillar y denostar a la función, sin tener conciencia o idea cierta, ni conocimiento, también es discriminar".

"He leído con profunda tristeza una nota donde alguien que se inicia en la vida política y que manifiesta su apremio por comenzar a transitarla vierte opiniones parciales, mal intencionadas y hasta discriminatorias contra una compañera que desde muy joven (aún sigue siéndolo) abrazó su vocación política, su interés por los demás, su militancia por aquellos que menos tienen y su pasión por hacer bien las cosas", arranca el escrito de Claudio Ferreño.

"Criticar a quienes son nuestros pares, menoscabarlos, encasillarlos, decirles que es para lo único que sirven o que no podrían hacer otra cosa; demuestra, en forma subyacente, una limitada percepción del prójimo al que ni siquiera aún se ha tratado, se conoce o se ha investigado sobre su actividad", agregó