La diputada nacional de Juntos, Gabriela Brower de Koning, estuvo ausente en la sesión especial del martes donde se trató el aumento del mínimo no imponible de bienes personales, al igual que otros dos legisladores de su partido, lo que resultó en un triunfo oficialista por diferencia de un voto.

Dada la notoriedad que tomó la ausencia de los tres legisladores de la principal fuerza opositora en el nuevo Congreso, la diputada radical por Córdoba, que entró en el sexto lugar de la lista de Juntos encabezada por Rodrigo De Loredo, salió a explicar que su ausencia se debió a que estaba de vacaciones en Disney con su familia, ya que creyó que el año legislativo había concluido.

"Me quedé a la sesión del Presupuesto, pensaba en no viajar porque parecía que el tema iba a seguir la semana siguiente con un cuarto intermedio, pero hubo un cambio al final, se votó y lo primero que pensé después de 36 horas de sesión sin dormir es que se había terminado mi tarea legislativa y la voluntad por la cual el pueblo me votó y cumplí", dijo en declaraciones a la prensa.

Click to enlarge
A fallback.

 

"Pensé que había terminado el año legislativo, no lo dudé, fui al aeropuerto a ver si conseguía otro pasaje y me fui al encuentro con mi familia. Al llegar al exterior me anoticio que el martes había sesión especial, intenté volver pero me fue imposible", agregó.

En este sentido, Brower de Koning, que viene de desempeñarse como presidenta del Concejo Deliberante de Río Tercero, resaltó que su prioridad “es el trabajo” y que su intención era quedarse. “Fue ese segundo que se me pasó. Lo primero que pensé fue en mi familia, en mi nenito de dos años”, explicó la diputada de 41 años y madre de dos hijos.

Finalmente, la legisladora describió lo ocurrido como “una mala decisión” y confesó que estuvo “muy angustiada”