La Cámara de Diputados comenzó este martes a debatir, con la presencia de especialistas, la reforma al Consejo de la Magistratura impulsada por el oficialismo, que propone elevar de 13 a 17 el número de integrantes y crear cuatro regiones federales para su funcionamiento.

Un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia inició una ronda de consultas con expertos, invitados por los bloques parlamentarios. Darío Kusinsky, rector de la Universidad Nacional de José C. Paz; Marcela Ruiz, presidenta de la Federación Argentina de la Magistratura; Milagros Noli, directora de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia de la Corte de Mendoza; y el abogado Miguel Piedecasas fueron quienes opinaron sobre la norma que ya tuvo media sanción del Senado.

“Estoy convencido que la presencia de mujeres en el Consejo va a permear, con perspectiva de género, todas las decisiones que se tomen. Por eso es tan importante que la ley se sancione para tener una sociedad y una justicia más justa”, manifestó Kusinsky.

Asimismo, aseguró que “es importante que sea el Consejo quien elija a su presidente y traería el formato que hay en las universidades donde los órganos de cogobiernos están integrados por representantes de cada claustro o estamentos que se eligen en el seno de un debate”.

A su turno, Ruiz destacó “la paridad de género, la federalización y la regionalización” contemplados en el proyecto. “Todos queremos una democracia paritaria, pero para eso es importante necesario e imprescindible tener igualdad de género porque si no nunca se van a ver las instituciones en esa clave y eso necesitamos porque las mujeres aportan miradas y voces importantes para el fortalecimiento de sistemas judiciales y legitimidad que tiene la justicia en la sociedad”, expresó la presidenta de la Federación Argentina de la Magistratura.

Además, ponderó que se haya incluido que el Consejo sesione cada tres meses “en algún asiento de Cámara Federal del territorio argentino con el objetivo de analizar las necesidades o problemáticas que aquejan a ese lugar”. “La representación de los abogados”, continuó, “debe responder a cada una de esas regiones”.

Durante su intervención, Noli celebró la importancia de “resolver en el ámbito del Congreso la determinación, la configuración y funcionamiento de un órgano de categoría constitucional como es el Consejo”.  Y agregó: “La Corte reconoce que es en la órbita de este Congreso donde tiene que emerger la disposición normativa, la ley, que regule el funcionamiento”.

“No estoy de acuerdo en que estemos discutiendo una reforma del régimen legal vigente“, manifestó por su parte Piedecasas. “Es una oportunidad histórica para conformar una nueva ley en su integridad sobre el Consejo y no seguir debatiendo sobre parches que atienden más a la coyuntura que a la definición institucional que necesitamos”.

En ese marco, precisó que “no tiene unanimidad ni siquiera al interior de los bloques como lo demuestran los distintos proyectos que presentaron” y llamó a “despolitizar el Consejo de la Magistratura porque es un órgano virtuoso”