Your browser doesn’t support HTML5 audio

20221128 Alejandro Rabinovich

–Días atrás, usted se reunió con el ministro Leonardo Nardini en su calidad de titular de la comisión de Obras Públicas del Senado. Lograron abordar temas de gestión con vistas a la próxima Ley de Presupuesto. ¿Se fue conforme de este encuentro?

Es un encuentro en el que se charló centralmente de cuestiones que tienen que ver con las obras en la provincia de Buenos Aires, cuáles van a ser aquellas a las que les va a dar prioridad y cuáles son las que nosotros creemos que hay que incorporar en el Presupuesto. Me parece que acá hay como dos conversaciones que tuvimos con el ministro: una tiene que ver con cuál va a ser el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), con el cual los intendentes van a poder desarrollar las obras, y otra que tiene que ver con las obras que la Provincia entiende que son prioritarias en algunos distritos y qué es lo que queremos los senadores y diputados opositores. Por supuesto, hay obras que nosotros creemos que son más importantes desde la cuestión técnica, pero ante todo lo que tiene que prevalecer es que exista una mesa de diálogo donde nosotros podamos expresar cuáles son las obras a las que hay que darles más fuerza por parte de la Provincia, sobre todo en los distritos que están gobernados por Juntos por el Cambio.

–¿Y cuáles considera que son algunas de estas obras a las que la Provincia tiene que darles prioridad?

Y, según el distrito. Yo, puntualmente, soy de Mar del Plata y entiendo que hay una obra en Mar del Plata a la que la Provincia le tiene que dar prioridad, que es la puesta en valor de la Rambla, que es un sector de la ciudad que le corresponde a la Provincia y que es necesario para los marplatenses y para quienes nos visitan tener esa puesta en valor. Me comentó también del inicio de la repavimentación del primer tramo de la ruta 2, que es el que une La Plata con Mar del Plata. Se habló de la obra de la ruta 11 y otras de la quinta sección electoral. Y yo le pedí puntualmente por algunas obras que tienen que ver con la ciudad de Mar del Plata.

–En materia de obras públicas y servicios ¿cómo calificaría este 2022?

Acá hay un tema que lo vivimos todos los días. En 2022, al haber un gobierno que no tuvo un plan económico y con altos niveles de inflación, hubo muchísimas obras públicas que no se pudieron llevar adelante. Licitaciones que quedaron desiertas, obras inconclusas. Al no existir un programa económico, y con inflación que ronda en un año los tres dígitos, llevar adelante un plan de obras es complicado para cualquier gobierno. Entonces me parece que lo primero de todo es hacer mención a esto. Cuando uno licita en enero pero adjudica en octubre, claramente esa obra tiene un proceso de redeterminación de valores que son un 60, 70% mayores. Este es un problema que afrontamos los que tenemos que gestionar como también lo afronta cada vecino cuando tiene que ir al supermercado o cargar el tanque de nafta. La misma inflación que tiene cualquier vecino claramente repercute en forma directa en cualquier plan de obras que se haga, ya sea provincial, nacional o municipal.

–En términos legislativos ¿qué balance puede hacer de la actividad de la Cámara de Senadores durante este año?

Me parece que se trataron algunas leyes que son importantes. En otras me hubiera gustado que se avance y se traten. Por ejemplo, se dieron debates sobre la boleta única, pero no se llegó a ninguna cuestión positiva. Pero se dio un debate interesante sobre una reforma política en la provincia de Buenos Aires. En otros sí se lograron los consensos. Hubo debates y me parece que el debate que viene ahora, que tiene que ver con el Presupuesto, es un debate importante en términos de lo que pueda aportar el oficialismo y lo que tiene que aportar la oposición para tener un Presupuesto que realmente llegue a los bonaerenses.

–Por último, ¿cómo visualiza a Juntos por el Cambio pensando en las elecciones del próximo año? ¿Ve fortalecido al espacio a nivel provincial?

Me parece que el rol de cada uno de nosotros es trabajar para lo que nos eligieron, en mi caso, hace un año. Me parece que no podemos estar constantemente pensando en técnicas o en formatos electorales. Tenemos que estar cerca de los vecinos, cerca de la gente que nos eligió, y no estar pensando en qué va a pasar el año que viene, el otro o el otro. La gente la está pasando mal, los niveles de inflación son realmente insoportables, el faltante de obra pública en algunos distritos es realmente importante. Tenemos que concentrarnos en eso y bajo ningún concepto en la cuestión electoral. Ya llegará el momento de la cuestión electoral; será en diez o en nueve meses. Pero hoy tenemos que concentrarnos en aquello para lo que nos votó la gente