Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Alfredo Fisher.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Alfredo Fisher

Usted presidirá la Comisión de Niñez, Adolescencia y Familia, ¿con qué expectativas encabezará esta comisión tan importante y cuáles son los principales ejes de trabajo para abordar?

El Senado ya conformó la totalidad de sus comisiones. Ante una paridad tan especial como la que se dio en estas elecciones en la Cámara alta bonaerense, tuvimos una compleja situación para poder establecer las mayorías y las presidencias en las comisiones de trabajo.

Se resolvió que las tres comisiones más importantes, que son las de Acuerdos, Presupuesto y Legislación general, tengan presidencias del oficialismo, de nuestra fuerza política, del peronismo. Excepto en la de Acuerdos, donde el peronismo conserva la mayoría, en las otras dos la mayoría la tiene Juntos por el Cambio.

"En la gran mayoría de las comisiones una de las fuerzas políticas tiene la presidencia y la otra la mayoría"

En la gran mayoría de las comisiones que se constituyeron donde una de las fuerzas políticas tiene la presidencia, la otra tiene la mayoría. Así que va a ser un año de indispensables consensos para poder funcionar porque está claro que para que una comisión trate un tema el presidente lo tiene que poner en agenda y para que salga aprobado o no depende de la mayoría de esa comisión.

Son casi todas las que tienen esta característica de presidencia y no mayoría, lo que va a generar una necesaria y permanentemente apuesta a los consensos para poder sesionar y sacar temas adelante.

Para lo que es la comisión que me toca presidir, Niñez, Adolescencia y Familia, creo que la principal apuesta para este año la pone la propia vicegobernadora, la presidenta de la Cámara de Senadores, Verónica Magario, quien ha declarado para este 2022 el Año de la Adolescencia, la Niñez y la Juventud, y por supuesto esto le pone un incentivo especial.

No hay muchos proyectos en comisión. Hoy tenemos nuestra reunión de conformación, y voy a poner a disposición de nuestro bloque y del bloque de la oposición la mayor de las predisposiciones para tratar todo lo que surja.

Creo que toda la política en general está en un momento muy particular en la Argentina, nuestra fuerza política más aún, pero tampoco está tan lejos Juntos por el Cambio.

"Si no tenemos la posibilidad de escuchar al que piensa distinto, al que se sienta en la silla de en frente, vamos a estar en un grave problema"

Es un momento donde tenemos que hacer una permanente apuesta a escuchar, creo que si no tenemos la posibilidad de escuchar al que piensa distinto, al que se sienta en la silla de en frente, vamos a estar en un grave problema.

Cada espacio político que tiene representación parlamentaria llegó a estos lugares a través de coaliciones, cosa novedosa también para la política argentina, si bien el peronismo siempre fue frentista nuca tuvimos que llegar a una situación de una conformación de un frente tan amplio y diverso como el Frente de Todos, y lo mismo la hoy oposición de Juntos.

Creo que necesitamos hacer un ejercicio permanente de escucha y eso también va a ser necesario para que las comisiones a que están distribuidas con tal paridad funcionen.

En los últimos días se dio un debate muy interesante de cara al futuro electoral con respecto a la Boleta Única de Papel. En el Congreso de la Nación se está debatiendo, en la Cámara de Diputados hay un proyecto que se ha presentado. ¿Qué consideración le merece esta iniciativa?

Yo creo que discutir cuestiones electorales en años no electorales es propicio, pero específicamente para el tema de esta herramienta importante del proceso democrático argentino no se genera un problema con el tema del instrumento boleta electoral.

Por supuesto que es un método antiguo pero no por ello menos eficiente. Nuestra democracia no ha tenido en su etapa moderna, del 83 a la fecha, un problema con la utilización de las boletas como las conocemos.

Ha sido siempre una hipótesis de que existen mejores mecanismos, empezando por la boleta electrónica o la urna electrónica, luego la boleta única de papel y finalmente la boleta como la que utilizamos en este momento.

Pero de todas maneras estas discusiones no han estado basadas en una demanda urgente de la sociedad. Nuestra democracia ha sabido poner y sacar a sus representantes sin mayores problemas todos estos años sin necesidad de modificar este sistema.

"En medio de una crisis tan complicada desde el punto de vista político, meternos en la discusión de la boleta única no tiene un mayor sentido"

A mí me parece que en medio de una crisis con situaciones tan complicadas desde el punto de vista político, meternos en una discusión de este tipo no tiene un mayor sentido porque tenemos cuestiones mucho más urgentes que dirimir.

Me parece que la oposición hace uso de este instrumento a partir de que tiene definitivamente problemas de unidad, de gestión de su propia fuerza política, y no logra elementos que la mancomunen.

La coalición encuentra en esto que no es tan necesario un lugar donde oponerse de manera más fácil al peronismo o a la fuerza mayoritaria o al oficialismo, pero no creo bajo ningún punto de vista que sea algo que le pueda producir mejorías a la democracia argentina ni tampoco a su sistema electoral.

Son mecanismos bastante difíciles de manipular para una sociedad como la nuestra que presenta cuando genera elecciones Primarias, Abiertas y Simultáneas una cantidad altísima de candidatos. Sería una cuestión muy incómoda, muy dificultosa, no aportaría para nada una mejora al sistema electoral argentino un tratamiento en estas circunstancias de una situación novedosa como la boleta única