Escuchá la entrevista de GRUPOLAPROVINCIA.COM con el diputado Sergio Siciliano

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Sergio Siciliano

-Más allá de ser legislador también es maestro y ha expresado su preocupación por los alumnos de Formosa que pueden pasar de año con 19 materias previas, a partir de una decisión del Gobierno provincial. En sus redes usted manifestó que se trata de “una política educativa del pobrismo”.

Mi preocupación es que en distintas provincias hay un discurso que intenta ocultar las falencias y las problemáticas de la decisión de suspender las clases presenciales por dos años.

Los chicos, claramente, no están pudiendo alcanzar los objetivos que estaban previstos para su escolarización. La forma que están encontrando diferentes gobiernos a esta altura del año es cambiar las escalas y las reglas académicas en las que estaban basados los contratos entre los chicos y las familias.

En Formosa han encontrado esta alternativa y en otras han encontrado la alternativa de no poner aplazos. Hay una problemática que hay que atender, pero no se puede romper el termómetro cada vez que los indicadores que nos muestran no nos gustan.

-Pero esta problemática del sistema educativo viene desde antes de la pandemia

Sí, pero se ha agravado porque el nivel de los alumnos no se está pudiendo alcanzar con los objetivos propuestos. Hablamos con docentes, escuchamos y vemos diferentes análisis, y hay una problemática que se ha profundizado.

Hay que dar un planteo sobre los regímenes académicos, sobre los aprendizajes en la escuela secundaria, pero no se puede empezar por modificar el régimen académico de evaluación sin pensar cuál es la transformación que va a hacer la escuela secundaria. Es como poner el carro delante del caballo.

-El gremio Docentes Autoconvocados habló de un “genocidio educativo”. ¿Es tan extrema esta situación en Formosa?

La palabra genocidio me hace ruido y me parece una imagen un poco brutal, pero estamos en una profunda crisis que no es solo de Formosa. Se ha perdido mucho en estos dos años y no se toman medidas que estén impactando.

Hace un tiempo el Gobierno nacional anunció el incremento de una hora más de clases y en esa ocasión nos manifestamos a favor, pero todavía no hemos visto cómo se va a hacer.

-¿Cómo se logra una mirada integral y centralizada en la enseñanza?

Primero hay que sincerar la problemática que tenemos, por eso creo que es muy importante evaluar qué nivel de conocimiento tienen los chicos según el año en el que están.

También me parece que hay que pedirles a las escuelas que presenten el proyecto para cada alumno, porque no todas se encuentran en la misma situación, y hay que pensar políticas focalizadas de emergencia.

Una variable que está atada al rendimiento de los alumnos es la socioeconómica. Si tenemos siete de cada diez chicos que provienen de hogares pobres, la problemática educativa es una de las tantas que tiene el sistema