Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con la senadora provincial de Juntos por el Cambio, Aldana Ahumada.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Aldana Ahumada

-¿Cómo avanza el cierre de campaña en Merlo?

Bueno, venimos muy bien. La verdad que es un cierre después de muchos días de estar cerca de los vecinos, y no es algo que lo hacemos solo en campaña sino que hace muchos años que venimos recorriendo y con más preocupación luego de este año y medio que estamos transitando la pandemia, pero teniendo en cuenta que tuvimos una cuarentena extensa y eso a la gente se le nota, se la ve cansada, angustiada, preocupada, con hechos de inseguridad constantes.

Y la verdad que hoy hay que estar ahí acompañando y generando propuestas de cara a la sociedad de la mano de Diego Santilli, que tiene experiencia en los temas de seguridad. Uno de los grandes flagelos, no solo en Merlo sino también en todo el conurbano, que nos aqueja es el delito motochorro y en la ciudad de Buenos Aires Santilli logró bajarlo el 60 por ciento. Y necesitamos ese tipo de políticas, bien direccionadas, trabajadas, para que a todos nos pueda ir mejor pero sobre todo al vecino que hoy está preocupado.

- ¿Qué se juega en estas PASO?

Bueno, lo que se juega es la libertad, la República. Se juega qué modelo de provincia queremos. Está claro cuáles son los valores de Juntos y los valores del kirchnerismo. Mientras estábamos en pandemia y todos encerrados, el kirchnerismo dejaba libres a los delincuentes, los vacunados vip mientras estábamos todos pasando momentos de angustia y en muchos casos algunos no solamente transitaron la enfermedad no de la mejor manera sino que también tuvieron algunas pérdidas familiares.

Lo que nos jugamos tiene que ver con la honestidad, con la coherencia, con la provincia y el país que queremos, en desarrollo, bajando la inflación con el 50 por ciento anual. Hoy tenemos un 73 por ciento de los niños y adolescentes bajo la línea de pobreza en el conurbano. Eso, sumado a las escuelas cerradas, no puede seguir pasando.

Hoy tenemos un 73 por ciento de los niños y adolescentes bajo la línea de pobreza en el conurbano.

Es momento de decir basta, es momento de ponernos a trabajar en serio para la gente, con las escuelas abiertas, con la seguridad generándosela y que cada uno de los bonaerenses la tenga. Cuando uno habla con los vecinos y transita los comercios y los ve, vos ves una línea de rejas, dos rejas, el que tiene un poquito de poder adquisitivo contrata una empresa privada, vecinos en alerta.

Digo, todas esas situaciones, que además salen del bolsillo de los bonaerenses lo que denota es un Estado ausente y creo que ahí es donde nos tenemos que parar hacia donde queremos, con la educación y sobre todo fomentando el empleo. Volviendo a reactivar a la industria, a las PyMEs, volviendo a bajar la presión impositiva, y que eso genere mayor empleo y posibilidad de crecimiento.

-¿Cómo percibe el humor social de cara a las elecciones del próximo domingo?

Yo lo que noto es muchas ganas de participar, y lo que le decimos a todos que el momento de expresar la voz es el domingo en las elecciones, lo que se juega son dos modelos que tenemos de provincia y de país, y lo que yo veo es que la gente está entusiasmada, que quiere un cambio y que quiere que las cosas cambie para su futuro y mejorar.

-Más allá de la inseguridad y de la educación, que usted mencionó, ¿cuáles son otros problemas que aquejan a los bonaerenses?

Bueno, lo económico hoy está también en una situación muy compleja. Cuando hablamos de una cuarentena extensa, lo que hablamos es que muchos comercios tuvieron que cerrar, muchos puestos de trabajo se perdieron, aumentó el desempleo. Aquel que pudo sostener el comercio, lo pudo sostener a fuerza de voluntad y al día de hoy que todavía está tratando de recuperarse del año pasado.

Las industrias, las PyMEs no se han podido todavía generar una posibilidad de crecimiento. Entonces, creo que cuando uno transita y ve esto que te decía antes, el 50 por ciento de inflación interanual, se nota en el bolsillo para todo lo que queramos hacer. Creo que eso es lo que más les preocupa: el poder llegar a fin de mes, el que los chicos estén en las escuelas, que aprendan todos los contenidos.

La mayoría de las familias no cuentan con dispositivos para todos los hijos y acceso a internet.

Porque una de las cosas que más visibilizó la pandemia fue esto que nos decía el ministro de Educación de la Nación y la ministra de la Provincia, que nos decían que las clases eran virtuales, y cuando una transita y camina y recorre lo primero que ve es que la virtualidad no existe. La mayoría de las familias no cuentan con dispositivos para todos los hijos y acceso a internet.

Hablando con varias mamás que tienen cuatro, cinco, seis, hijos, te decían, “mirá, yo compro un paquete de datos, tengo quince grupos de WhatsApp de la escuela y veo qué hijo se conecta a qué materia. Esa es la realidad del conurbano cuando hablamos de la provincia de Buenos Aires. Y llevamos recién un año y nueve meses y recién ahora, y no todos, se están de nuevo vinculando con la escuela en la presencialidad.

Las consecuencias de eso no sé si las vamos a poder recuperar. Me preocupa y me ocupa, porque también tiene que ver, todo esto lo englobamos dentro también de las angustias que han pasado muchas familias, cuando vemos también muchos chicos adolescentes con insomnio, con miedo.

Y ahí es donde nosotros trabajamos mucho en proyectos en la legislatura, trabajé los temas de salud mental porque entiendo que en la pandemia nosotros vamos a estar todos inmunizados en breve, van a estar las vacunas, pero la otra pandemia, como yo la llamo psicológica, va a quedar por mucho tiempo. Y el cuerpo es uno solo, la mente y el cuerpo es una sola, y ceo que también nos debemos enfocar ahí y tratar de ayudar a todos para contenerlos y salir adelante.

-

Ante los recientes cambios en los padrones electorales, consultá ahora dónde votás: