Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Romina del Pla.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Romina del Pla

¿Qué expectativas tienen de que se pueda tratar el proyecto para anular la exploración petrolera en el mar argentino? ¿Y cuáles son los principales ejes del mismo?

El proyecto que hemos presentado tiene como objetivo la anulación, la derogación, no solo de la autorización del ministerio de Ambiente de esta exploración concreta que se le ha dado autorización a Equinor, YPF y Shell para la exploración frente a las costas de Mar del Plata, sino también a la anulación de la derogación del decreto de Mauricio Macri que permite todos estos proyectos de exploración.

En ese punto el proyecto trata de tomar el planteo de las asambleas ambientales de Mar del Plata y de distintas zonas del país, que han rechazado fehacientemente este proyecto, que se vienen movilizando masivamente desde el año pasado cuando se conoció está intención, y que se han desayunado con que el Gobierno, con el ministro Juan Cabandié, han hecho todo lo contrario a lo que venían coqueteando en la campaña electoral.

Click to enlarge
A fallback.

Más de uno se ha llevado una sorpresa, no nosotros que sabíamos perfectamente que esa era la orientación general del gobierno del Frente de Todos, de los Fernández, de Kicillof, y en ese sentido se ha dado esta movilización del Atlanticazo.

El proyecto concretamente es la expresión de este movimiento y vamos a insistir cuando haya sesiones, en la primera sesión, que se trate con un apartamento de reglamento, cosa que vemos muy dudosa pero no importa.

Siempre vamos a dar batalla y nos parecía importante que en el Congreso Nacional, al igual que ya se hizo en la Legislatura de la Provincia, haya una expresión de ese movimiento popular convertido en proyectos de ley y de resolución de rechazo.

Y justamente, a partir de que pensamos este proyecto, algunos nos han salido a acusar de que no queremos el progreso o no entendemos que hacen falta dólares para pagar la deuda, y tenemos respuesta para todo eso.

En primer lugar, por supuesto que justamente al Frente de Izquierda, al Partido Obrero, no nos pueden argumentar con el pago de una deuda que consideramos absolutamente fraudulenta, esa deuda no hay que pagarla así que no vamos a poner en riesgo ni el mar ni nada por el pago.

Pero en segundo lugar, lo que hay que explicar es que es al revés, los que están en contra del progreso son los que quieren seguir dándole salida a la búsqueda y a la provisión de energía de la mano de los combustibles fósiles, de algo que ya está claro que es tan contaminante como el petróleo, y entonces seguir insistiendo en esto que los especialistas llaman energías extremas, porque es para buscar estas fuentes para la generación de energía, que necesitan extremar los mecanismos como es el fracking en el caso de la exploración terrestre, o este método de bombardeo sísmico para la exploración en aguas súper profundas.

Nos han querido responder “ustedes no entienden que Argentina sostiene plataformas petroleras, y que en Brasil se hace y no pasa nada”, pero en primer lugar, las plataformas que hay en Argentina, en el estrecho de Magallanes, en la zona sur de Santa Cruz, son sobre aguas poco profundas, en ningún caso hay plataformas en lugares que tengan más de 100 metros de profundidad.

O sea que es un tipo de exploración que está bastante controlada y que no genera el tipo de riesgo que genera una exploración con pocos casos en el mundo, con muchísimos países donde directamente está prohibido ese intento de extracción en aguas muy profundas, y que además donde se ha producido, como en Brasil o en el golfo de México y en algunos otros lugares, hubo enormes problemas.

No es verdad que no hay problema, hay derrames de todo tipo y accidentes, han habido estallidos de plataformas, todo tipo de cosas, esto también hay que decirlo, atrasan aquellos que en lugar de tratar de invertir en ver cómo se desarrollan energías alternativas, renovables, sustentables, quieren seguir sosteniendo el negociado de las petroleras, y de las mineras que hacen megaminería, que todos sabemos que son contaminantes.

Desde el Frente de Izquierda hace años vienen manifestando el rechazo a las distintas gestiones al frente del ministerio de Ambiente de la Nación, ¿cómo evalúa en la gestión de Juan Cabandié en estos últimos años?

Es realmente una gestión nefasta, con un pseudodiscurso progresista. Recordemos que uno de los eslóganes de esta última la campaña electoral del Frente de Todos fue “sí a la ley de humedales”, “sí al cuidado del ambiente”, pero son delincuentes, porque justamente son los diputados de su mismo signo político los que bloquean que se apruebe la ley de humedales, que bloquearon y ya perdió estado parlamentario el dictamen de una de las cuatro comisiones al que habían mandado de proyecto de humedales, y justamente son todos los que están asociados a las megamineras, a las petroleras los que están impidiendo que salga este proyecto.

Entonces lo de Cabandié es nefasto, por la ley humedales, por los incendios que no ha combatido, que los brigadistas han denunciado, en el caso de Chubut y de Rio Negro las condiciones de precarización de falta de recursos con las que estaban combatiendo el fuego, poniendo en riesgo incluso su propia vida.

En todos los aspectos de la gestión del ambiente, ha sido nefasta la gestión de Cabandié, que no podía ser de otra manera porque responde a la orientación general de un gobierno que está asociado a la cámara minera y a las petroleras.

En ese punto recordemos además, que sobre el final del gobierno de Mauricio Macri y de la asunción del nuevo gobierno del Frente de Todos en 2019, fue el Mendozazo, esa situación donde en la Legislatura de Mendoza aprobaron los radicales y los peronistas la modificación de la ley 7722, que es la que protege el uso del agua en Mendoza, y hubo una movilización masiva que obligó a que tengan que retroceder.

Ahora en Chubut pasó lo mismo en diciembre, pretendiendo tomar distraída a la población, en una sesión semisecreta votaron la ley de rezonificación para permitir la megaminería. Fue rechazada, en una semana de movilizaciones se obligó a que esos mismos legisladores que habían votado a favor, tuvieran que votar la derogación de esa ley.

Ahora pasa esto mismo, esta es la gestión de Cabandié, la de tratar de avanzar sobre los negociados de las megamineras y de las petroleras.

Entonces realmente ha sido nefasta la gestión, pero vuelvo a insistir, no es solo Cabandié, tiene que ver con una orientación general de un gobierno que a la vez comparte esa orientación con Juntos, con los libertarios, los derechistas de (Javier) Milei y (José Luis) Espert, que pretenden decir que defienden algún progreso, cuando en realidad están defendiendo algo tan viejo como la generación de energía con combustibles fósiles, que es algo que en todo el mundo se está tratando de reemplazar por otro tipo de energías