Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Myriam Bregman.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Myriam Bregman

El fin de semana se realizó un  nuevo congreso del Partido de Trabajadores Socialistas. ¿Cuáles son los desafíos que tiene la izquierda hoy en día en la Argentina?

La izquierda viene siendo una referencia muy importante para amplios sectores de trabajadores y trabajadoras, de las mujeres, de la juventud. Creo que ese desafío se profundiza para adelante.

Venimos del fracaso, del gobierno neoliberal de Mauricio Macri. Luego de eso vino el gobierno del Frente de Todos, con Alberto Fernández a la cabeza, diciéndonos que iba a llenar la heladera, que iba a resolver los problemas de la “herencia macrista”. Y eso no se dio en absoluto. Lo que pasó fue que se profundizaron las condiciones que dejó el macrismo, incluso se le reconoció absolutamente toda la fraudulenta deuda externa que ata al país por generaciones.

"Me parece que los desafíos y toda la inserción política que el Frente de Izquierda ya tenía ahora cobra un nuevo valor"

Me parece que los desafíos y toda la inserción política que el Frente de Izquierda ya tenía ahora cobra un nuevo valor, y también para nosotros una nueva responsabilidad de dar pelea para adelante en una situación donde verdaderamente la inflación se ha comido los salarios, se ha comido la jubilaciones, y los trabajadores y trabajadoras no encuentran referencia prácticamente en las centrales sindicales.

Solo vemos a la CGT y a la CTA para ir a actos oficiales, cuando lo que estaría planteado es un gran paro nacional por las demandas de los trabajadores y las trabajadras.  Esto que digo cualquiera que prenda la tele puede comprobar cómo en diversos países del mundo hoy los trabajadores y trabajadoras están luchando contra la inflación. Aquí en Argentina, a la CGT y a la CTA sólo se las ve para ir a actos oficiales.

En este sentido es que ustedes señalan que la crisis que se vive dentro del peronismo, del oficialismo, le abre un nuevo desafío a la izquierda.

Nosotros creemos que sí, también las coaliciones de derecha, del peronismo, todos están eligiendo sus candidatos y voceros para las elecciones del 2023, y creemos que desde ahora la izquierda tiene que empezar a mostrar que es una alternativa política independiente de las dos grandes coaliciones mayoritarias.

Y desde ahora tenemos que empezar a dar pelea para que esta vez la crisis no la pague la clase trabajadora. Ese es el desafío más importante que tenemos.

¿Cuáles son los trabajadores que peor la están pasando en el país?

Creo que lo vimos por sectores. Me impactó muchísimo el relato de mis compañeros y compañeras de Tucumán, de Jujuy, de los trabajadores de UATRE, que estuvieron contando cómo se está trabajando en este momento en las fincas, con la industria del citrus, donde se ven cosas terribles, monstruosas: 12, 16 horas de jornadas de labor, sin derechos. Y eso pasa en la Argentina, pasa acá.

El Ministerio de Trabajo no existe. Yo creo que si salimos a preguntar quién es el ministro de Trabajo la gente ni siquiera debe saberlo. Me parece que hay situaciones que son muy graves, y situaciones de despidos.

"Es un gobierno que no toma una sola medida a favor de estos trabajadores y trabajadoras que realmente la están pasando muy mal"

Yo vengo acompañando la lucha de los trabajadores de lo que era LAN Argentina o LATAM Argentina. Dejó 3000 familias en la calle. Al día de hoy siguen peleando por su reincorporación y no han logrado avanzar. Con 3000 familias en la calle, el Ministerio de Trabajo totalmente borrado, el Ministerio de Transporte totalmente borrado.

Es un gobierno que más allá de los discursos no toma una sola medida a favor de estos trabajadores y trabajadoras que realmente la están pasando muy mal en el país.

¿Qué consideración le merece la frase de Cristina Fernández de Kirchner que pidió que “la aplicación de políticas no siga tercerizada”? ¿Le sorprendió lo que dijo?

Es algo que se viene escuchando mucho. Por ahí lo que sorprende es que sea la propia Cristina la que lo diga. Esto se viene escuchando. Desde la oposición de derecha se ha repetido hasta el hartazgo este concepto de tercerización, que es un poco asombroso, y también tenemos que ver qué incluimos en ese universo.

Algunos de los que reciben el Potenciar Trabajo son las fábricas recuperadas. Nadie puede decir que ahí se está tercerizando nada. Las fábricas recuperadas es una experiencia que me siento muy orgullosa de acompañar desde el año 2001 como abogada. Fueron los patrones los que se llevaron el dinero afuera, los que vaciaron sus fábricas, y los trabajadores las ocuparon, las pusieron a producir y vienen peleando hace mucho porque el estado les dé una mínima ayuda social.

Hace una generalización de situaciones bastante complejas. Me parece que no parte de lo central que es que es un 51% lo que actualizó el gasto público el gobierno, las partidas generales del estado, y las partidas específicas de lo que tiene que ver con el Potenciar Trabajo, por ejemplo, se aumentó solamente un 34%.

Es decir que ya también hay un ajuste sobre el ajuste generalizado que se está haciendo con la inflación, porque al ajustarse las partidas por detrás de la inflación hay un ajuste sobre las partidas en general, pero las partidas que tienen que ver con la ayuda social del estado están siendo especialmente ajustadas por Martín Guzmán. Eso es lo primero que le tiene que dar marco a cualquier discusión.

Cualquier ayuda del estado debería ser universal. No salir a pelear, tener que movilizarse, hacer acampes, para que te la den. No coincido en absoluto con lo que se dijo en ese discurso