Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Lucía Klug.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Lucía Klug

¿Qué expectativas tiene por su llegada a la Cámara de Diputado de la provincia de Buenos Aires?

Expectativas muchas, sobre todo por el espacio político de dónde vengo, más allá de estar inserta en el Frente de Todos soy militante del Frente Patria Grande, un espacio referenciado en la ciudad de Juan Grabois y otros compañeros y compañeras que también ocupan lugares en el Congreso Nacional, pero que nos significa como espacio político relativamente joven una novedad porque en la Legislatura no tenemos representación como espacio político.

Tenemos mucha expectativa de poder llevar las agendas particulares de nuestro espacio y nuestras reivindicaciones pero también en el marco del Frente de Todos y de los desafíos que tenemos en la provincia en conjunto con el Ejecutivo, que también es una ventaja tener representación en la Legislatura teniendo del otro lado una respuesta acorde.

Click to enlarge
A fallback.

¿Con qué agenda de trabajo van a llegar a la Legislatura? ¿Cuáles serán los principales temas a abordar?

Creemos que hay agendas integrales que tenemos que tener presentes como representantes y servidores del pueblo.

En las PASO estuvimos haciendo asambleas populares en distintos distritos de la provincia, para entender cuáles eran esos cambios de rumbo que nos marcaron las primarias donde el FdT tuvo una derrota contundente que logró revertirse un poco, aunque no del todo. Me sirvió mucho esa escucha de reclamos, en su mayoría vinculados al hábitat, el trabajo y la tierra.

También hay cuestiones que se van mechando en los perfiles políticos, yo vengo de una militancia muy arraigada a lo educativo, soy militante estudiantil universitaria y profesora de Historia, entonces es algo que he trabajado en toda mi militancia.

En esas asambleas lo educativo estuvo muy presente, como la condición de las escuelas, la perspectiva pedagógica, y un montón de cuestiones que tienen que ver con la pospandemia, donde tenemos que salir a buscar a un montón de pibes y pibas que lamentablemente han dejado el colegio.

Como militante y futura diputada, como espacio político podemos aportar a construir de conjunto con la Cámara y el Ejecutivo, una agenda de mejora en la educación de la provincia de Buenos Aires.

Y también hay una cuestión vinculada a mi edad, yo soy muy joven, así que es una novedad que haya gente en espacios de decisión política, tengo entendido que somos algunos de ‘veinticortos’ en la Legislatura.

Me parece interesante que en ese espacio político muchas veces invisibilizado entre lo nacional y lo municipal queda lo provincial que está bueno darle vida y voz, y creo que la juventud tiene un montón para aportar, también hay que aprovechar esos espacios que nos fueron negados, sobre todo a las mujeres.

Veo una necesidad de recuperar una idea de futuro por parte de la juventud, que está muy vinculado a las agendas de tener trabajo que no nos tercericen tanto, que no sea una fantasía tener una casa y poder vivir en un ambiente sano y con perspectiva de futuro, porque hoy sentimos que el mundo se puede terminar mañana mismo, por la cuestión ambiental.

Seguramente, la agenda feminista también tendrá un lugar importante dentro de su proyección en la Legislatura...

Sí, el feminismo, a mí como militante de esta cuarta ola, con mucha actividad en la militancia por el derecho al aborto que fue una consigna muy clara del movimiento de mujeres en la Argentina, y que logró destrabar un montón de otros debates más marginales.

En esta masividad del movimiento, hoy todo lo que hagamos inclusive por fuera de la agenda específica de género, tiene que estar transversalizado por la agenda feminista.

Si se presenta un proyecto de viviendas tiene que tener perspectiva de género, si se presenta un proyecto de trabajo, también, porque la mayoría de los pobres en Argentina son mujeres.

Esto, por supuesto, más allá de la cuestión concreta sobre cómo erradicar la violencia de género, y cómo generar mayores celeridades en cuanto a lo judicial que muchas veces es la parte más compleja de todo ese circuito