Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Alejandra Lordén.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Alejandra Lorden

¿Qué consideración puede hacer de la llegada de Sergio Massa el gabinete nacional? ¿Qué espera de Massa en este nuevo rol en el Gobierno?

Bueno, por supuesto como mujer política, pero sobre todo como argentina, le deseo lo mejor a Sergio Massa a su conducción. Lo que sí entiendo es que en esta coyuntura de política económica argentina, un cambio de nombres no garantiza para nada el éxito.

Yo creo que el Gobierno ha llegado a un abismo total, totalmente desinteresado por lo que le pasa a la población, con mucha pelea interna, y que de esa pelea interna surge el nombre, los cambios tan rápidos de una ministra de Economía que duró sólo un par de semanas, que se enteró de que ya no era más ministra de Economía en un viaje a Estados Unidos…

"Ningún hombre de la política va a venir a solucionar esto si no anuncian cambios importantes que muestren la hoja de ruta del Gobierno"

Lo que queremos, más que los nombres o que le pongan el título de superministro o de Superman, es saber cuáles van a ser los cambios profundos, las reformas profundas que necesita la Argentina, no para salir inmediatamente de esta crisis, pero para encaminarse.

Ninguna de las medidas rápidas son mágicas y ningún hombre de la política va a venir a solucionar esto si no anuncian cambios importantes que muestren la hoja de ruta que tiene un Gobierno que hasta ahora vino a la deriva.

¿Qué cambios debe tomar de manera urgente Sergio Massa?

Primero, creo que hay reformas que tienen que hablarse, presentarse y discutirse en el seno del Congreso Nacional. Esperamos que el Congreso Nacional no sea un lugar que quede vacacionando, sino uno donde se discuta.

Massa es un hombre de diálogo. Espero que ese diálogo también lo tenga con la oposición y, por supuesto, necesita tener el rumbo claro. Tiene un presidente que quiere ir para un lado y una vicepresidenta que quiere ir para el otro, además de estar en medio de esta cuestión de la justicia, que en los próximos días veremos cómo termina.

"Massa es un hombre de diálogo. Espero que ese diálogo también lo tenga con la oposición"

El país que proyecta Cristina es uno, el país que proyecta Alberto o que no proyecta Alberto es otro, y hay que ver qué equilibrio hace Massa ahí. Pero yo creo que necesita la Argentina hoy reformas profundas, sobre todo la reforma laboral y la reforma educativa. Creo que esas son principalmente de las dos reformas.

Luego, la reforma impositiva y tratar al campo no como un adversario y un enemigo sino como un aliado que hasta ahora ha sacado a la Argentina con un rol fundamental, con sus productos primarios, en toda la historia de nuestro país.

¿Cómo queda el rol del presidente en medio de estos cambios? ¿Sigue tomando cada vez más fuerza la figura de la vicepresidenta?

Yo creo que el presidente ya era un presidente solo en la formalidad, no detenta el poder real. El presidente detenta solo el poder formal, ya estaba a un costado.

"Creo que Alberto Fernández ha quedado desplazado casi totalmente"

Las decisiones de la vicepresidenta siempre se imponían ante las del presidente, y ahora también por el sector de Sergio Massa fue invadido en sus en sus ministerios más importantes, en sus roles más importantes. Creo que ha quedado desplazado casi totalmente.

¿Le parece que fue desprolija la forma en que se han hecho públicas las nuevas designaciones en el Gobierno?

Todo viene siendo desprolijo en un Gobierno que no mira la crisis aguda que tiene la Argentina y que tiene la provincia de Buenos Aires.

Recién vengo de tener una reunión con la Red de Acción Política a la que pertenezco, debatiendo el tema de los planes sociales, de la empleabilidad, de la necesidad de poner en valor a nuestra economía popular, y la verdad es que el Gobierno no discutió todo esto.

Tal vez Sergio Massa llegue tarde a un Gobierno que intenta cambiar un rumbo y que vamos a ver si lo logra, más allá de que le demos los mejores augurios de que así sea