Your browser doesn’t support HTML5 audio

20230117 Claudio Frangul

–Usted, junto a las diputadas Vanesa Zuccari y Melisa Greco, han decidido intervenir ante lo que denominaron “un escandaloso gasto” por parte del Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) en el Operativo Verano, que, vale recordar, incluye reparto de kits playeros con remeras, gorras y otros elementos. ¿Qué es lo que más les ha indignado de esta situación?

Bueno, primero, es un operativo que es costoso, porque hay 48 postas, según la información oficial, que tienen inflables, tienen personal, y además esos kits playeros que se reparten, que la verdad que da mucha bronca que IOMA esté gastando dinero en estas situaciones cuando hay una infinidad de problemas que está causando IOMA con reclamos constantes de afiliados y afiliadas: gente que tiene que hacer amparos para lograr un tratamiento o una medicación, atrasos en los acompañantes terapéuticos, atrasos con las clínicas que realizan rehabilitación, no acompañan la inflación en la cobertura de medicamentos, es decir, cada vez se cubre menor porcentaje de los medicamentos. Entonces, la verdad es que llama ‍poderosamente que, con esta situación crítica de IOMA y con los reclamos que existen, estén tirando manteca al techo en un programa que no tiene ningún sentido realizar gastos como los que están realizando.

–En el pedido de informes, ustedes pidieron saber qué va a suceder con la gran cantidad de personal contratado por IOMA para el operativo. ¿Preverá la continuidad laboral del personal en IOMA? ¿Usted qué piensa?

El pedido de informes pregunta todo eso: quién es el personal, cómo fue contratado, por cuánto tiempo, si tiene previsto que continúe trabajando en el Instituto. En estos últimos tiempos, ha pasado un número importante de empleados a planta permanente, y queremos que se aclare esta situación: qué pasa con este personal que va a estar trabajando durante todo el verano en estos 48 centros que han armado para repartir los kits de IOMA, ¿no?

–También señalaron que este “escándalo”, como ustedes lo denominaron, no habría sucedido si el Instituto estuviera en manos de sus legítimos dueños: los trabajadores y también los jubilados que aportan cada mes.

Nosotros hemos presentado un proyecto para que las autoridades de IOMA sean electas por el voto directo de los afiliados, es decir, los que están en actividad, y los jubilados, que son los verdaderos dueños de la obra social. Por eso hemos presentado ese proyecto, el año pasado, buscando democratizar el IOMA. Nos parece que si esta decisión de los kits playeros la tomó el directorio del IOMA, evidentemente están muy fuera de la realidad de lo que está sucediendo. Continuamente están los reclamos de afiliados por falta de prestaciones.