-¿Qué balance puede hacer de la exposición anual de la Asociación Rural de Chivilcoy?

Es uno de los eventos tradicionales que convoca a mucha gente. Se calcula que más de 15 mil personas visitaron la muestra, lo cual habla del éxito de la convocatoria. Es un evento que los expositores esperan y se esmeran para presentar su stand de la mejor manera posible. Cabe felicitar a la Asociación Rural de Chivilcoy, que fue la organizadora, y a cada uno de sus participantes.

Respecto al acto oficial, los referentes del sector marcaron algunas cuestiones que viene teniendo el campo. Con algunas de ellas coincidimos y las hemos llevado al ámbito de la Legislatura, como los caminos rurales. Hemos planteado un proyecto de ley para hacer un fondo específico con impuestos y tasas que ya están para que se afecten directamente a este tema.

También hemos presentado una iniciativa que tiene que ver con la accesibilidad y la conectividad. Hay lugares del interior bonaerense a los que no llegan los servicios: en muchos no llega la electricidad, en algunos hay problemas con la telefonía móvil e internet. Son temas que hay que resolver.

-En medio de un panorama complejo el gobierno nacional busca resolver la falta de dólares en las arcas del Banco Central de la República Argentina a través del “dólar soja”. ¿Qué opinión le merece esta iniciativa?

Creo que Sergio Massa atendió, y muy bien, una necesidad de coyuntura que había que resolver. Con pragmatismo logró negociar con todos los sectores. Pero hay que reconocer que no deja de ser un parche. Hay que tomar otro tipo de medidas. Si se le da un dólar diferente a la soja va a ir en detrimento de otros cultivos, otras actividades del campo que ya venían siendo relegadas, como la lechería, la ganadería o los cultivos de trigo, girasol y maíz.

-Usted abogó por buscar una solución de fondo para el campo que vaya más allá de la soja y apunte a “agregarle valor” al producto rural. ¿Cuál sería esta solución?

Hay que tomar medidas que sean abarcativas y con reformas estructurales. En Argentina desde hace mucho tiempo se exporta casi exclusivamente la materia prima y esto va en detrimento de la industria. Tenemos que potenciar la industria para no exportar solo materia prima, sino que se pueda elaborar con mano de obra argentina los productos finalizados y exportarlos al mundo ya terminados