Your browser doesn’t support HTML5 audio

20230518 María Rosa Martínez

–Me gustaría conocer su visión de cómo impacta en el FdT la confirmación de Cristina Fernández de que no se presentará en los próximos comicios.

Mirá, lo que yo creo que impacta fuertemente de la carta de Cristina es la plena claridad con respecto a cuáles son las condiciones políticas en las que nos encontramos hoy. Cuando Cristina dice “no me proscriben a mí, proscriben al peronismo”, creo que es una toma de conciencia de lo que ha venido pasando durante estos años, yo digo a partir de 2015 en adelante; y en particular, de parte de la Justicia, cómo opera el partido judicial a la hora de la persecución política. Me parece que la situación es muy grave. Es una situación de proscripción, persecución y yo te diría, casi, de intento de que el peronismo desaparezca o se diluya. Y bueno, sí, por supuesto, genera tristeza, preocupación, pero también energía vital para movilizarnos el 25 de mayo a la Plaza con Cristina como única oradora. Porque me parece que el peronismo históricamente ha defendido derechos y protagonizado la historia a partir de la movilización y de la expresión popular. Y para eso ya estamos trabajando.

–¿Considera que Cristina, en su carta, le plantea a la militancia el desafío de romper con su proscripción?

Yo considero que sí. Lo viene planteando desde el día que planteó, después del alegato de Luciani, “tomen el bastón de mariscal”. Nosotros este año estaremos celebrando los cincuenta años de la vuelta del peronismo al gobierno, después de dieciocho años de proscripción, y los veinte años de Néstor. Así que creo que es un mensaje muy significativo en estos tiempos.

–¿Es necesario llevar adelante una reforma judicial en el país?

Por supuesto. El intento de reforma judicial, de democratización de la Justicia, se hizo en el año 2013. Se presentaron seis leyes, se hicieron plenarios. Yo participé en uno de ellos, en la Universidad de La Matanza, donde había mucho entusiasmo con respecto a algunas modificaciones centrales. Se aprobaron seis meses y a la semana o al mes esas leyes fueron derogadas por la Corte.

Entrevista realizada por Grupo La Provincia (grupolaprovincia.com)

El presidente Alberto Fernández también tuvo intención de reformar la Justicia. Armó un consejo asesor. Y en este momento estamos llevando adelante el juicio político a la Corte. Particularmente, yo participo de una de las acusaciones, que es la acusación por mal manejo de la Obra Social del Poder Judicial de la Nación.

–¿Qué opina de esas voces de la oposición que dicen que Cristina Fernández no se presenta en estas elecciones porque no quiere quedar pegada a una derrota estrepitosa del oficialismo?

Bueno, alguna cosa tienen que inventar. Pero a los hechos me remito: la Corte acaba de suspender elecciones en dos provincias, tres días antes. Si hay pruebas de impunidad en algún sentido, están a la vista. La condena de Cristina es una condena en la que los medios y los fiscales se ocuparon de decir que había no sé qué cantidad de pruebas contundentes que no pudieron expresar en las 1600 páginas del alegato. La verdad que creo que hay pruebas suficientes para sospechar cuál va a ser la conducta de la Corte.

Ojalá nuestro pueblo y nosotros, todos y todas, podamos romper la proscripción. Porque poder votar a quien mayoritariamente garantiza con coraje y convicción lo que hay que hacer en este país y en América Latina en torno a la mejora de la situación general del país y de desarrollo económico, político y social es Cristina.

–Hoy, sin Cristina en el tablero electoral, ¿quiénes son, según su mirada y su experiencia, los mejores candidatos para encabezar la lista?

Mirá, yo por ahora me voy a ocupar de la movilización del 25, de convocar, de trabajar con mis compañeros, con mis vecinos, con mis vecinas, para que esa movilización sea la expresión de que rechazamos la proscripción. Y por supuesto que hay muchos compañeros que podrían ser, pero vamos a intentar que el 25 de mayo haya otras definiciones.