Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Martín Maquieyra.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Martín Maquieyra

¿Qué opinión le merece la movilización convocada por diferentes sectores del kirchnerismo para el 1° de febrero contra la Corte Suprema?

Obviamente que las movilizaciones están dentro de los derechos constitucionales de reclamos y demás, y cualquiera lo puede hacer, ahora lo preocupante es que desde el Gobierno se avalen estas movilizaciones, sobre todo cuando se trata, de alguna manera, de un ataque a la Justicia.

Que cualquier vecino, institución y organización se movilice está dentro de los parámetros normales, ahora que un gobierno o el ministerio de Justicia, y después el Presidente de la Nación, avale esta marcha como método de presión a la Corte Suprema, no nos parece que sea bueno porque va en contra de lo que es la división de poderes.

Click to enlarge
A fallback.

El fondo es el Gobierno incómodo porque la Corte Suprema ha tenido fallos que circunstancialmente desfavorecen a su postura, pero me parece que la Justicia se tiene que respetar, y si funciona mal habrá que plantear las leyes necesarias o tendrá que, ese poder, en su libertad, modificar las cuestiones que funcionen mal, pero presionar no me parece bueno.

Patricia Bullrich dijo ayer en sus redes sociales que el Gobierno busca “colonizar la justicia”, ¿usted piensa en el mismo sentido?

Sí, por supuesto, la reforma de la Justicia planteada el año anterior no buscaba resolver los problemas de los ciudadanos, de cualquier vecino que tiene un robo, que sufre un accidente o cualquier cuestión, y que muchas veces los tiempos son lentos o las resoluciones no son imparciales.

El planteo que se hizo fue la reforma de los fueros federales que son los que atienden las causas de corrupción, que son las cosas que más le preocupan al Gobierno, a Cristina Fernández de Kirchner y el resto de sus funcionarios, con lo cual, de fondo, el planteo de reforma que hicieron de la Justicia era para buscar impunidad, porque planteaban crear miles de nuevos juzgados y de cargos para elegirlos ellos, con la conformación actual que tiene el Consejo de la Magistratura que tiene su mayoría, para poner jueces amigos y afines que, de alguna manera, los busquen sacar de las causas que están inmiscuidos, con lo cual coincido con la presidenta de nuestro partido en que, lo que se busca es colonizar la Justicia buscando impunidad.

Y desde su punto de vista, ¿cómo funciona la Corte Suprema?

Yo creo que la Corte en sí, y en general el Poder Judicial tiene que hacer seguramente un análisis, pero desde la celeridad de los procesos, cómo son llevados a cabo, de la cantidad de causas que tiene muchos juzgados y que a veces no lo resuelven.

Pero obviamente es potestad de la Corte Suprema, que es el máximo pedestal de ese organismo, llevar adelante estás reformas. Yo no puedo hacer un análisis de los fallos de la Corte, porque tienen mucha jurisprudencia detrás.

Nosotros los pampeanos, tenemos una causa que también estamos esperando que se resuelva con respecto al río Atuel que corre por nuestra provincia y por Mendoza, y que por una represa que hizo Mendoza en la época de Perón, se cortó y se secó el río hace más de 70 años.

Estamos esperando que se cumpla lo que la Corte estableció hace ya más de 4 años, y en ese sentido creo que la Corte debería mejorar, en los plazos, pero no en las cuestiones de fondo, porque uno tiene que respetar los fallos de la Justicia.

En este contexto, ¿se puede llegar a debatir una reforma judicial en el Congreso?

Yo creo que a la Corte no hace falta reformarla, tendrá obviamente el presidente (Alberto Fernández) que buscar un candidato por la renuncia que hubo, y completar los cinco jueces, pero ampliar los jueces no va a cambiar la forma en que está manejándose la Corte.

Lo que buscan con ampliar los jueces, es nombrar más jueces de alguna manera cercanos al Gobierno, y con eso poder tener una mayoría, porque no cambia la celeridad de las causas que haya más jueces en la Corte Suprema, me parece que el planteo no va por ahí