Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Soledad Alonso.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Soledad Alonso

Ayer participó de la marcha en rechazo a la ley que habilita al Tribunal Superior de Justicia porteño a apelar fallos nacionales. En este sentido, usted ya había presentado un proyecto en la Legislatura repudiando este intento de avance, ¿no es así?

Exactamente. Lo presenté siete días de que se votara en la Legislatura porteña porque me parecía que era grave y muy inconstitucional que sucediera, sin embargo sucedió.

Por lo tanto también fuimos a acompañar desde la corriente federal de trabajadores y trabajadoras con las agrupaciones de abogados laboralistas y todo el movimiento obrero la marcha del día de ayer, en contra de que se sigan bastardeando los derechos laborales y obviamente la colonización de la Justicia para suprimir estos derechos.

Click to enlarge
A fallback.

La verdad que es algo que es inconstitucional, no se puede creer que esté sucediendo, solamente puede llegar a tener nombre y apellido, que tiene que ver con Mauricio Macri, con Juntos por el Cambio, que lo que intenta es un doble discurso, hacernos creer que el Frente de Todos somos los que queremos intervenir en la Justicia cuando son ellos claramente mediante sus proyectos de ley que intentan que todos esos juicios se lleven a cabo en Tribunales amigos como es el Tribunal Superior de Capital Federal.

Héctor Recalde ayer señaló justamente que esta ley cumple el sueño de Macri de tener una Justicia propia. ¿Concuerda con sus palabras?

Y sí, porque quieren que vayan los casos de Correo Argentino, de Socma, donde justamente en este Tribunal Superior de Justicia está Santiago Otamendi, que es juez tribunal superior de la Justicia porteña y fue viceministro de Mauricio Macri, está Weinberg De Roca, que es jueza tribunal también superior de la Justicia porteña y fue candidata a procuradora de la Nación de Mauricio Macri.

Claramente tiene un séquito de amigos puesto en este Tribunal Superior de Justicia y por eso el intento de Rodríguez Larreta, de Juntos por el Cambio, de Mauricio Macri, de que estos fallos vayan a poderse apelar en el Tribunal superior de Justicia.

Lamentablemente, como defensores de los trabajadores y trabajadoras, sabemos que una vez que está la instancia de la Justicia nacional, especialmente en juicios laborales, tienen que ser rápidos, efectivistas, que realmente el trabajador y la trabajadora puedan tener ese resarcimiento económico que corresponde o ese fallo a favor para poderse reincorporar al trabajo del que lo han despedido.

Necesitamos una Justicia sin ningún tipo de intencionalidad política hacia el sector empresarial y donde los derechos laborales sean garantizados.

Por lo tanto, necesitamos que esa Justicia sea obviamente justa, con ningún tipo de claridad, de intencionalidad política hacia el sector empresarial como sucede en estos casos, y donde los derechos laborales sean garantizados.

Los lugares donde están pedidos para apelar al Tribunal Superior de Justicia son Pedidos Ya, Repartos Ya, casos que se habían apelado porque justamente se había fallado a favor de los trabajadores y las trabajadoras, y se está pidiendo esta forma de recurso para poder apelar.

Las apelaciones laborales sabemos que tardan muchísimo, realmente no se va a hacer justicia, porque la justicia no solo tiene que ser justa sino tiene que ser rápida.

Entonces, necesitamos que no se intervengan estas situaciones, que realmente se note el carácter inconstitucional que tengan, que se defiendan a los trabajadores y las trabajadoras.

Si Macri quiere que las causas de Correo Argentino, Socma y de otras situaciones en las cuales está juzgado vaya al Tribunal Superior de Justicia porque tiene sus jueves y sus juezas amigas, se interpele a la sociedad y se haga saber esta interferencia que se está haciendo con la Justicia en Argentina, y que son Juntos por el Cambio los que la intentan hacer.

Esto habla de que cuando tienen mayoría en las Cámaras puede suceder, como sucede en la Justicia porteña, como sucede en la Legislatura porteña, que se avasallen los derechos de toda la ciudadanía.

¿Cómo ve al Frente de Todos de cara a las elecciones de noviembre?

Veo un Frente realmente plural, federal, con las críticas que hemos tenido que hacer en el momento adecuado para salir más fortalecidos luego de las PASO.

Hay una gran voluntad política de modificar errores que han sucedido durante estos dos años pero con una clara determinación del modelo de país que queremos tener y defender.

No nos movemos un centímetro en la defensa de la industria nacional, de la salud en más hospitales, en mejor calidad de atención.

No nos movemos un centímetro de más jubilaciones, mayores derechos para nuestros jubilados y jubiladas, con una mejor jubilación, donde no se le quite como se le quitó al Gobierno de Mauricio Macri el 20 por ciento, donde los medicamentos sean gratis.

Hay una gran voluntad política de modificar errores que han sucedido pero con una clara determinación del modelo de país que queremos.

No nos movemos un centímetro en lo que es la educación pública y de calidad, donde se devolvió la posibilidad de tener computadoras a los niños y adolescentes, donde existe la posibilidad de que un millón de estudiantes vaynn a tener un plus por conectividad.

No nos movemos un centímetro de las tareas de cuidado de las mujeres, es trabajo y es amor y se reconoce en un Estado.

No nos movemos un centímetro de saber que hay gente que está desocupada y que claramente después de los 55 años les cuesta más conseguir trabajo, por lo tanto el Estado pone en funcionamiento la pensión anticipada de desempleo.

O sea, el Frente de Todos asume algunos errores que se han tenido pero no se mueve un centímetro de lo que es nuestra composición y nuestra institucionalidad en la defensa de los derechos de los argentinos y las argentinas.

No queremos un Gobierno que nos endeude. No queremos estar a siete diputados, como estamos hoy, de perder los derechos laborales. No queremos que Juntos por el Cambio tenga mayoría en las Cámaras, pero no por una situación caprichosa sino porque es el riesgo de la totalidad de los argentinos y las argentinas para justamente beneficiar a unos pocos.

Esos pocos tienen nombre y apellido, son los grupos concentrados económicos y son las familias históricamente de Argentina que han monopolizado nuestra industria y nuestra economía.

Por eso necesitamos que la gente acompañe con el voto al Frente de Todos, ya garantizando que en cada Cámara se defiendan sus derechos, su salario.

Por supuesto sabemos que tenemos que trabajar fuertemente en el control de precios, pero también hemos trabajado fuertemente en el control de las tarifas.

Asumiendo algunos errores, mejorando lo que hay que mejorar, sabemos que somos la mejor opción para que el pueblo argentino siga avanzando hacia donde se puedan realizar los sueños y los deseos con trabajo, salud y educación en la Argentina.

-