Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con David Hirtz.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

David Hirtz

-Me gustaría conocer cómo avanza la agenda de trabajo de la Comisión de Asuntos Municipales que usted preside. La última semana, entre otros proyectos, se abordó el debate por una reforma parcial de la Constitución de la Provincia.

Yo diría que quizás es el proyecto de mayor envergadura que tiene la comisión en tratamiento. Hay dos proyectos en realidad. Uno del senador Pallares y otro que hemos firmado los senadores radicales pero que acompaña todo el espacio Cambiemos.

"Apuntamos a realizar una reforma de la Constitución provincial para adaptar el capítulo municipal a la Constitución nacional"

En ambos casos, apuntamos a realizar una reforma de la Constitución de la Provincia para adaptar el capítulo municipal a la Constitución nacional que cuando se reformó en el 94 estableció que los municipios debían gozar de autonomía plena. Pero la Provincia nunca adecuó su Constitución, sí lo hicieron la mayoría de las restantes provincias y estamos con ese faltante.

Los municipios vienen reclamando adecuar la legislación porque hoy la cantidad de obligaciones y de tareas que tiene un municipio tienen que manejarse con dos disposiciones muy antiguas. Una es la Constitución que es de 1930 y la otra es la Ley Orgánica de las Municipalidades, de 1958. Son disposiciones que se generaron cuando el municipio tenía una vida muy distinta a la demanda y a la actividad tan diversa que tiene hoy.

Ese es un tema que venimos debatiendo y tratamos de establecer además una agenda de reuniones con intendentes, concejales, especialistas, gente de las universidades, etcétera. Y después hay una batería de temas que tenemos en tratamiento.

Es muy posible que la semana próxima sesionemos en comisión para reunirnos con la gente del REBA, el organismo que hace controles de alcohol en establecimientos de la Provincia, porque tenemos ahí un proyecto de ley de nocturnidad que le habilita a los municipios para que sean los intendentes quienes fijen en cada lugar, de acuerdo a las características del lugar, los horarios para las distintas actividades, especialmente para la nocturnidad.

-Lo invito a hacer un análisis político con respecto a esta posibilidad que se abrió en los últimos días de la eliminación de las PASO. En las últimas horas, el presidente Alberto Fernández aseguró que el debate está abierto y es imposible de parar. ¿Usted que considera al respecto? ¿Se pueden suspender las elecciones primarias?

Una cosa es si se pueden y otra cosa es si se deben. Si se puede, bueno, será el oficialismo que es el que impulsa la idea el que tendrá que reunir los números en el Congreso de la Nación o en la Legislatura de la Provincia para intentar esa modificación.

Si se debe, yo digo rotundamente que no, pero no por una razón momentánea de necesidad política del espacio al cual pertenezco. El radicalismo está en Juntos por el Cambio, necesitamos de ese instrumento para poder definir el año que viene las distintas candidaturas a nivel nacional, provincial, seccional, local. Es una cuestión circunstancial.

"No se puede estar toqueteando los sistemas electorales cada dos años en función de las necesidades políticas de cada uno"

Lo que no se puede es estar toqueteando los sistemas electorales cada dos años en función de las necesidades políticas de cada uno. La ley electoral, el sistema de elecciones, las formas de representación y demás tienen que tener una estabilidad en el tiempo para que tanto la sociedad como la política sepan cuáles son las reglas de juego con carácter permanente.

Y cuando hay que hacer alguna modificación importante como podía ser esta siempre hay que alejarla de los procesos y los intereses electorales, porque si no es como estar entrando a la cancha a jugar un partido de fútbol mientras la AFA está discutiendo si cambia el reglamento.

Es complejo poder moverse en esto. Yo espero que el Gobierno no avance en estas cuestiones, más allá de que ellos lo que están buscando políticamente creo es que desparezca este instrumento para complicarle la vida a la oposición.

-¿Nota que hay un clima de crispación tanto político como social luego de lo que ha sucedido con el intento de magnicidio a la Presidenta?

El clima político y social es malo desde hace mucho tiempo. No es fruto de estos últimos acontecimientos. Creo que el avance del juicio, los alegatos de los fiscales y el avance de una causa muy fuerte, con una contundencia en la presentación, ahora estamos viendo los alegatos de la defensa, ha preocupado muchísimo a la vicepresidente y a su entorno y al Gobierno en general.

Lo del intento a magnicidio, que rotundamente condenamos, también ha sido un episodio impensable en la vida pública argentina, pero ya veníamos con un clima de deterioro… la sociedad claramente viene con una fatiga, con un cansancio de no tener un horizonte claro, de que el Estado y el Gobierno discutan cuestiones secundarias.

Mientras tanto la inflación se come los salarios de la gente, la inseguridad sigue todos los días cobrándose vidas de ciudadanos argentinos en todo el territorio del país con mucha violencia. Es un cuadro preocupante y uno lo percibe cuando tiene reuniones con la gente.

Hay un enojo contra todos, porque si bien la gente atribuye responsabilidades políticas a la gestión, cuando nos juntamos muchas veces con instituciones y con vecinos nos manifiestan su desagrado porque también la oposición aparece sin estar en la palestra, sin poner en la mesa un proyecto claro para explicar cómo vamos a salir de esta situación.

Es un momento complejo en el que el Gobierno lo que tendría que dar son sensaciones de gobernabilidad para ver si entre todos podemos nivelar la cuestión de la economía