Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Daniel Arroyo.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Daniel Arroyo

En este contexto de inflación creciente y ya habitual, presentó un proyecto para crear 400 mercados centrales. ¿Con esta iniciativa se podrían bajar los precios?

Es una iniciativa que apunta a tener 400 mercados de cercanía, que son los lugares donde el productor le vende directamente al consumidor. Hoy hay cerca de 150 mercados en esa situación.

La ley genera un fondo que tiene dos objetivos: uno es financiar los mercados, dar equipamiento, infraestructura, mejorar los mercados fijos y las ferias móviles que van rotando por los barrios; y, por otro lado, generar un sistema de crédito no bancario a una tasa del 3% anual para los productores, para que puedan tener más volumen, resolver el tema de logística, ampliar su producción.

La idea es que el productor venda directamente al consumidor. Hoy el azúcar sale 40 y termina en 160 o el tambero saca el litro de leche a 25 o 30 pesos y termina en 160 o 170 pesos.

Al achicar ese proceso de intermediación, bajan los precios, mejora la calidad nutricional, porque hay un tema clave con consumir más leche, carnes, frutas y verduras, y fortalece a los pequeños productores locales y a las economías regionales.

Ayer usted señaló que con esta inflación la situación no se sostiene dos años más. ¿Esto lo reafirma?

Lo que yo creo es que es muy difícil sostener la situación social con dos años más del 50 o 60% de inflación y que es muy necesario hacer un plan antiinflacionario rápidamente.

Un plan antiinflacionario tiene un componente que es el tema de los precios y que en parte se está haciendo. Tiene que ver con los cortes de carne, los fideicomisos de harina, los precios cuidados. Un plan antiinflacionario tiene otro componente que tiene que ver con el crédito no bancario y el tema de los mercados centrales. También tiene que ver con la cuestión fiscal, la cuestión monetaria, un acuerdo de precios y salarios. Todo junto a la vez es un plan antiinflacionario. Para mí es necesario hacerlo rápidamente.

¿Está de acuerdo con el proyecto de un sector del oficialismo que busca establecer un salario básico universal?

Claramente sí. Estamos hablando de un ingreso universal de base que debería llegara cerca de 9.000.0000 de personas y lograr que nadie esté en el nivel de indigencia, que nadie tenga problemas para acceder a la canasta básica de alimentos.

"Tenemos que lograr que nadie tenga problemas para acceder a la canasta básica de alimentos"

En el mundo, el debate sobre los planes sociales, sobre el trabajo, sobre cómo se generan condiciones, se divide en tres. Primero, esto se resuelve con una reducción de la jornada laboral, trabajando menos horas y con más gente. Yo creo que eso es posible en algunos sectores productivos en la Argentina pero con 45% de informalidad laboral es muy difícil. Segundo, lo que dicen es que la salida es un ingreso universal de base. Por ahí pasa a mi modo de ver y por ahí va a pasar en América latina. Y tercero, lo que plantean es la flexibilización, bajar aportes patronales, flexibilizar costos para que se incorpore más gente al trabajo, eso se hizo en Argentina ya y terminó con el 57% de pobreza y 28% de desocupación.

Sí yo creo que tenemos que ir hacia un ingreso universal ciudadano.

¿Cómo avizora el debate por la creación del Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con dinero fugado que ya ha sido aprobado por el Senado de la Nación?

Yo creo que se va a aprobar, espero que rápidamente, en la Cámara de Diputados. Es un proyecto de pura ética y pura racionalidad. De pura ética porque estamos hablando de gente que fugó divisas al exterior, que tiene dinero en el exterior no declarado, que ha sido fugado; y es de pura racionalidad que el 20% del patrimonio de quienes han fugado pueda ir a pagar la deuda.

Me parece lógico. Supongo que va a tener el acompañamiento de distintos sectores en el Congreso. Claramente yo voy a votar a favor