Your browser doesn’t support HTML5 audio

20221202 Agustín Maspoli

–La Provincia busca el acuerdo con la oposición para refrendar en la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2023. Los intendentes piden 82.000 millones de pesos entre el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) y el Fondo de Seguridad. Ayer hubo una contraoferta de los funcionarios provinciales. Usted participó de ese encuentro. ¿Han rechazado esta contraoferta? ¿Con qué sensación se fueron de esta reunión con el Ejecutivo?

En primer lugar, como opositores, nosotros vamos a tratar de hacerles las modificaciones que creamos pertinentes y adecuadas a los proyectos de Presupuesto y Ley Impositiva.

No sólo estamos discutiendo un monto en función de los intendentes, lo cual es importante, sino también aspectos técnicos de la Ley Impositiva, aspectos técnicos de la Ley de Presupuesto y, entre otras cosas, un FIM para que los municipios, todos los municipios, no sólo los de Juntos, puedan hacer obras públicas de manera más directa en la provincia de Buenos Aires. Y también, un dato no menor, por lo que hemos sufrido este año: la forma en que se ejecute ese Fondo de Infraestructura.

Son varios los temas que estamos discutiendo, y en el día de ayer nos hemos acercado en todos los aspectos, después de una reunión no tan satisfactoria la semana anterior. Nunca se cortó el diálogo.

–Hay un cuarto intermedio y prevén volver a reunirse. ¿Hay una fecha para sesionar?

No, todavía no. Nos vamos a volver a reunir el próximo martes, ya con algunos avances importantes. Como te decía, en la Ley Impositiva estamos en un 90 o 95% de acuerdo. En la Ley de Presupuesto estamos muy avanzados en los acuerdos. Falta definir el monto del FIM y la forma, para lo que el propio Ejecutivo nos pidió un poco más de tiempo, aunque ya nos esbozaron una idea que se acerca a lo que hemos pedido en la reunión pasada. Pero hay que definir algunas cuestiones legales y de técnica legislativa, con lo cual vamos a esperar una semana más.

–¿Es muy burocrático el reparto de los fondos y la manera en que estos fondos llegan a los municipios?

El año pasado no hemos podido hacerlo de una manera dinámica, porque surge del texto del propio Presupuesto y también hay una responsabilidad de parte del Ejecutivo con el decreto reglamentario. Yo prefiero no echar culpas y sí pensar en que lo podemos hacer mejor, tanto desde la redacción presupuestaria como también, después, desde la ejecución del propio gobierno. Así que espero que podamos mejorar esa cuestión en la forma de implementación.

–El gobernador Axel Kicillof ha dicho que el presupuesto es “inobjetable” en todo sentido. En términos generales ¿usted comparte esta definición del mandatario?

No, inobjetable no. Es un presupuesto enviado por el Poder Ejecutivo. A mí me ha tocado confeccionar presupuestos municipales y soy muy respetuoso de la idea que plantea el gobernador en la Ley de Presupuesto. Es verdad, son muy pocas las modificaciones que nosotros planteamos, pero yo no lo llamaría “inobjetable”. De última, es la idea del gobernador y hay que respetarla. Me parece que ese es el punto. Yo no soy de la idea de que, por más que nosotros tengamos un número en la Cámara, tengamos que modificar las cuestiones del Presupuesto, porque estaríamos metiéndonos en algo que es potestad del Ejecutivo