Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Claudia Neira.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Claudia Neira

¿Qué opina de los dichos de la ministra de Educación porteña Soledad Acuña?

En principio no nos sorprende de una ministra que ha venido haciendo de sus declaraciones un récord de barbaridades, que una ministra que tiene que estar comprometida hoy en ir a buscar casa por casa a cada uno de los chicos y chicas que fueron perdiendo la vinculación con el sistema educativo, los de por perdidos, y con unas declaraciones tan discriminatorias.

En primer lugar permite dudar del compromiso que vaya a tener con la tarea que hay por delante, que en realidad ya se debería estar haciendo y no se está haciendo como se ha visto.

Click to enlarge
A fallback.

En estos últimos días por ejemplo, se ha hecho lugar a un pedido de una ONG sobre información exhaustiva que deberíamos estar teniendo y no tenemos en la Legislatura, de cuáles son los casos exactamente, como están geolocalizados, qué estrategias se están tomando y cómo se está implementando el plan nacional Acompañar en la ciudad, que ha sido una de las últimas jurisdicciones en suscribirlo.

Hoy necesitamos que ya se ponga a trabajar, que se comprometa y que haga lo que está llamada a hacer, que es cumplir con su tarea como ministra de Educación.

En los últimos meses, se han dado cuestionamientos desde distintos sectores con respecto a las últimas medidas del gobierno porteño en torno a la educación, como las pasantías sin renta, ¿qué consideración le merece?

En principio creo que el tema de las pasantías no remuneradas es un debate que tenemos que dar en la ciudad, y en el ámbito que habría que darlo que es la Legislatura.

Nosotros nos enteramos de esta medida sentados en el recinto por el Twitter del jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta), así es como la oposición porteña se entera de las políticas públicas de la ciudad, porque las grandes políticas que deberíamos discutir profundamente, en este caso la vinculación de dos cuestiones como el trabajo y la educación, pasan de largo en un ámbito legislativo, y la verdad es que merecen un debate.

No estamos en contra de las pasantías, que de hecho existen y son una cuestión que hay que abordar en la ciudad, lo que sí nos parece que a dos meses de que comiencen las clases, lanzar estas pasantías no remuneradas, tiene una cantidad enorme de interrogantes sin resolver.

No se sabe exactamente dónde se van a llevar adelante, ni cómo se van a decidir cuáles son los criterios de derivación de los chicos en función de sus intereses, su proyección, en función de las temáticas que les interesa abordar en el futuro, o si es simplemente ser mano de obra de una empresa durante un determinado tiempo sin que le deje nada al chico y que le dejé toda la empresa, qué docentes van a hacer el seguimiento de estas horas cátedra, que son 120 por lo que sabemos, que van a estar además en 26 colegios, no en todos, qué carga horaria van a tener esos docentes, cómo se ha preparado este abordaje, qué pasa con los chicos que trabajan en contraturno.

Hay un sinnúmero de cuestiones pero el eje del debate tiene que ver con qué es lo que pretendemos, cuál es el objetivo curricular con estas pasantías, y en función de eso, diseñar un andamiaje que sea en función del futuro de los chicos, que contemple básicamente, y en la centralidad, lo pedagógico, que tenga en cuenta una calificación y una estrategia, que claramente no se tiene, y que en lo que esté pensando es en proyectar hacia el futuro un modelo de sociedad que incluya a los pibes, y no que proyecte nuevos modelos de más exclusión, llevándolos a laburos mal remunerados, y acostumbrándolos de chicos a que, en definitiva, no pueden soñar, proyectar, pensar en el futuro, que puedan tener la posibilidad de desarrollarse.

¿Qué opina sobre la polémica en torno a que se incluya la materia Educación Financiera dictada por empresas privadas?

Yo fui directora del Banco Ciudad, un banco público, por la oposición, tres años y medio. Durante ese tiempo trabajamos mucho el tema de Educación Financiera que está contemplada por una ley nacional, y yo estoy a favor de que sea incluida en la currícula de los colegios, me parece que hoy los chicos necesitan estas herramientas, que son indispensables para pibes que tienen que salir al mundo, ser usuarios de un sistema financiero que desconocen, y que es necesario prepararlos para eso.

El tema es el cómo, está improvisación que se ha hecho y se ha puesto absolutamente en manos de las Fintech (New Financial Technologies) que en palabras del jefe de Gabinete (Felipe Miguel) validaron los contenidos cuando los debe validar el Estado, es todo al revés de lo que hay que hacer.

Luego obviamente, estamos a favor de articular con otros actores que puedan aportar, que en este caso debería ser el banco público de la Ciudad, que para eso tiene una experiencia bastante grande en el tema, y que fue convocado tardíamente en una segunda etapa con todo el resto de los bancos privados y empresas privadas.

La ministra de Educación dijo “acá tenemos a las empresas privadas que vienen a aportar a la discusión”, nombró a todas y en el medio al Banco Ciudad, porque ella debe creer que es una empresa privada.

Esto denota que se hace todo al revés, y que grandes cuestiones importantes para los chicos, se arruinan, porque nosotros necesitamos pibes que sepan qué es un pago mínimo de una tarjeta de crédito