Escuchá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Anahí Bilbao.

Your browser doesn’t support HTML5 audio

Anahí Bilbao

Le consulto por la actividad de la Unión Cívica Radical, tras los muy buenos resultados de las pasadas elecciones. ¿Vuelve el centenario partido a ser una alternativa en el país?

Absolutamente. En realidad, puede volver porque hubimos muchos que nos quedamos a resistir. A  veces en un partido de tantos años el aggionarse lleva un tiempo de adaptación, pero para eso hay gente que debe quedar a resistir y confiar en el destino de ese partido.

Muchos de los que hoy están en los mejores lugares representándonos se quedaron a construir y a esperar la oportunidad y a adaptarse a los nuevos tiempos. Esto fue lo que sucedió.

Click to enlarge
A fallback.

La historia nos dio esta vez la oportunidad. Siempre fuimos un partido muy respetuoso de la realidad, muy estudioso de lo que sucede, los líderes son necesarios y si bien en el partido hacia adentro teníamos líderes muy interesantes, necesitaban un reconocimiento público.

El advenimiento de algunas personalidades que llegan al partido nos ha permitido un lugar muy expectante.

Hoy con el advenimiento de algunas personalidades que llegan al partido, habiendo sido radicales siempre pero no líderes ni participantes directos, hoy sí esto sucede y nos ha permitido un lugar muy expectante, muy especial y una enorme responsabilidad.

La UCR ganó muchos distritos del interior, de hecho muchos más distritos que el Pro, y afianza de esta manera su poder dentro del frente. ¿Considera que esto lo posiciona distinto al espacio dentro de la coalición?

Absolutamente. Nosotros también somos muy respetuosos de lo que el elector decide. Entonces en el 2015 tuvimos un 3% sobre un 20 y pico de Macri, nosotros con Sanz, que era un genio de la política pero sin embargo sucedió de esa manera. Entonces uno podía proponer, podía estimular, formaba parte, pero en muchas cuestiones no podíamos decidir o imponer nuestras decisiones.

Entonces hoy, al cambiar los números, nuestro rol pasa a ser mucho más responsable y mucho más directo porque en muchas cuestiones vamos a tener una injerencia muy fuerte y esto nos pone en un lugar diferente y nuestra idea queda mucho más fuerte en el marco de la coalición.

Sin dudas los números de la elección le dieron una nueva dinámica a la oposición en general.

Sí, absolutamente. Tal vez, en muchos casos no lo vamos a poder palpar ahora, pero nosotros ya estamos en algunos lugares en paridad con el Frente de Todos y estamos también trabajando para el 2023, estar a cargo de los ejecutivos y poder transformar definitivamente el país, la provincia y cada uno de los distritos.

Estamos también trabajando para el 2023: estar a cargo de los ejecutivos y poder transformar definitivamente el país, la provincia y cada uno de los distritos.

Es lo que la gente espera. La gente está muy agotada, muy cansada de la política, de que no se les pueda dar solución a su historia cotidiana, porque en realidad el elector no espera demasiado, espera nada más que una vida normal y no se la podemos dar.

El futuro es muy importante. También el presente. En el presente hemos tenido enormes logros. Paridad en el Senado, en el Congreso de la Nación, pero en la Provincia por ejemplo quedamos en paridad en la Cámara de Senadores que nosotros teníamos mayoría, y la paridad se pasó para Diputados. Entonces, todavía no podemos terminar de torcer la dirección, pero es lo que va a suceder en los próximos tiempos.

En este contexto que señalaba, ¿cómo imagina su nuevo mandato en la Cámara baja?

Yo llego con muchísimo ímpetu, con muchísimas ganas de seguir desarrollando algunas cuestiones y tomar otras. Como puntos fuertes voy a trabajar con gran intensidad en educación pero preparándonos no solo para hoy, porque a veces lo que nos sucede es que hacemos hermosas leyes y quedan dormidas en las comisiones. Entonces una doble cuestión.

Una, seguir trabajando en la Legislatura fuertemente, pero la otra es encontrarle la vuelta a la educación de la provincia de Buenos Aires para los próximos tiempos. Otra es trabajar con producción y emprendedurismo. He hecho un trabajo muy interesante sobre emprendedurismo estos cuatro años, voy a redoblar la apuesta, tomando cada vez más cantidad de rubros.

Y por supuesto sin considerarlo como una cosa secundaria, como a veces sucede, el cambio climático es muy importante para la Argentina, para la provincia de Buenos Aires, que somos uno de los más castigados en el mundo, y nos debemos adecuar a los nuevos tiempos.

Es inminente para la provincia de Buenos Aires hacer un acuerdo, por ejemplo, con las provincias linderas y trabajar con los ríos Negro, el río Colorado, el Trasvase, tenemos un problema de agua en campos que son tremendamente productivos.

Entonces me abocaré al trabajo productivo del cambio climático que tenga que ver en forma directa con la vida del ciudadano.

-