Mirá la entrevista exclusiva de GRUPOLAPROVINCIA.COM con Agustín Maspoli.

-¿Cómo analiza el rol de la UCR dentro de la coalición opositora en este contexto que vive el país?

La oposición nacional y provincial se está manejando de manera muy prudente ante una situación muy delicada autogenerada, en algún caso, por el propio gobierno.

El radicalismo, en particular, viene de un proceso en el que le ha ido muy bien en las elecciones PASO con un candidato propio en la provincia, como Facundo Manes. Se ha ganado en muchas secciones electorales y en distritos del interior bonaerense. Esto hace que esté muy fortalecido pensando en el proyecto 2023.

-La UCR está realizando distintas actividades en las distintas secciones. Este fin de semana, por ejemplo, se llevará adelante en La Plata el primer Foro de Legisladores. ¿Cuál es la hoja de ruta que guiará las aspiraciones del centenario partido de cara al 2023?

Estamos trabajando fuertemente en las actividades que tienen dos sentidos: mostrar al partido en movimiento, pero también generarle algo a ese concejal, a ese militante, a ese consejero escolar sobre temas de coyuntura.

Tenemos la Fundación Alem que funciona a nivel nacional muy bien, pero hemos creado este año la Fundación Poder y muchas de estas actividades están enmarcadas en dicho espacio. Este sábado vamos a tener un Foro de Legisladores de manera presencial en La Plata con diputados y senadores, concejales y consejeros donde se van a discutir distintas temáticas.

-Una de las luchas que la UCR lleva como bandera es la autonomía municipal. Están presentando esta iniciativa en todas las secciones.

Hemos presentado esta iniciativa en las secciones del interior y en la sección Capital. A partir de agosto vamos a estar en la Primera y en la Tercera que nos quedaron pendientes.

"La discusión sobre la autonomía municipal hay que darla y esperamos que antes de fin de año podamos tener algún avance con este proyecto"

La autonomía está consagrada en la Constitución nacional, no respetada por la provincia de Buenos Aires. Es una cuestión con la que estamos en deuda. Lo tenemos en discusión en la Comisión de Asuntos Municipales del Senado para ser trabajado y enriquecido con el oficialismo.

El gobernador se ha manifestado. La discusión hay que darla y esperamos que antes de fin de año podamos tener algún avance con este proyecto.

-Lo llevo ahora al ámbito nacional. ¿Qué piensa de la llegada de Sergio Massa al gabinete?

Hay que ser mesurado. Massa y su entorno tienen la costumbre de generar mucha expectativa, pero después esas expectativas hay que cubrirlas. La situación económica y financiera del país es muy compleja. Estamos sin reservas, sin ingresos de dólares y con una alta inflación. Yo soy muy respetuoso de los cambios, no me gusta criticar de antemano, prefiero ver a Massa en acción.

"Soy muy respetuoso de los cambios, no me gusta criticar de antemano, prefiero ver a Massa en acción"

A esta fusión de ministerios no le veo demasiado sentido. Tanto Producción como Agricultura podrían seguir funcionando de manera autónoma, porque no son el eje central de los problemas que está teniendo el país.

-¿Qué pasa con el constante tire y afloje entre el gobierno y el campo? ¿Qué le comentan los productores de la cuarta sección?

Veo que hay un total desconocimiento de cómo funciona el campo. Conozco al ex ministro de Agricultura, Julián Domínguez, porque proviene de mi ciudad (Chacabuco) y sé que él sabía del funcionamiento del campo, pero otros funcionarios y hasta el propio Presidente hacen mención a situaciones que parecen desconocer.

El campo va a liquidar sus granos cuando tenga que hacer una inversión. En un país donde la tasa de los créditos está en el orden del 60 por ciento para plazos fijo, el productor no va a querer invertir en nada.

Seguramente habrá algunos grandes productores de granos que tienen un stock acumulado con el que pueden especular, pero son muy pocos y tienen nombre y apellido.

El gobierno generaliza todo el tiempo al hablar del campo, cuando tendría que sentarse en la mesa a hablar con esos grandes productores y pedirles que liquiden sus granos