Andrés De Leo, senador provincial por Juntos por el Cambio, analizó las nuevas medidas de restricción de circulación para intentar frenar nuevos contagios de COVID-19. “Lo que confunde es que el presidente exija que esto sea respaldado por Ley, por los plazos y porque el DNU tiene su fuerza propia. Esto genera incertidumbre”, sostuvo.

En declaraciones radiales, el legislador resaltó que “el Gobierno encaró mal los consensos que se deben establecer antes de fijar una decisión. Argentina, con la pandemia, ha venido con situaciones de improvisación y cuando uno tiene que tomar una decisión de altísimo impacto, mide sus consecuencias y hace los contactos que se requieren".

“No han sido exitosas las medidas cuando se imponen de manera autoritaria, sin lograr la concientización social. Ese ha sido el mayor problema porque imponer una norma intempestiva en actividades que agonizan económicamente, requiere de una preparación previa”, añadió.

Por último, De Leo explicó que “el año pasado se malgastó la energía social, en una cuarentena que no tuvo resultados y ahora que debiéramos hacer un esfuerzo colectivo, está costando. Se requieren medidas claras, pero el gobierno ha venido de una improvisación a otra”